egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Los jóvenes de Irán desafían las normas .....

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Maat



Cantidad de envíos : 10289
Fecha de inscripción : 17/06/2007

MensajeTema: Los jóvenes de Irán desafían las normas .....   Mar Mar 11, 2008 6:10 am

Los jóvenes de Irán desafían las normas islámicas de vestimenta


"Cuando la policía nos molesta, nos alisamos el pelo y listos", ironiza
Ramin.Los barrios pobres del sur de Teherán apoyan masivamente a
Ahmadineyad.




Dos jóvenes iranís vestidos con ropas occidentales pasean por las calles de
Teherán.
Foto:KIM AMOR

Los picos de la impresionante cordillera de Alborz todavía están nevados. A
sus pies se extiende Teherán, asentada sobre una inmensa ladera surcada por
grandes avenidas en la que cada día circulan más de 2,5 millones de vehículos.
El intenso tráfico acaba con la paciencia de cualquiera y la polución --es una
de las ciudades más contaminadas del mundo-- no hace más que mermar la salud de
sus cerca de 12 millones de habitantes. Es una ciudad joven, de apenas 200 años,
que carece de monumentos ligados a la larga historia del islam, como ocurre con
El Cairo, Bagdad y Damasco. Pero a diferencia de estas últimas, en Teherán
apenas se ven alminares de mezquitas, y tampoco se escucha la llamada a la
oración.
En el norte de la capital iraní, en la falda de las montañas y a unos 1.700
metros de altura, reside la población más pudiente. Es donde anida la modernidad
y cierta afinidad a Occidente, sobre todo entre la gente joven, la más díscola y
rebelde con el régimen de los ayatolás y del presidente ultraconservador, Mahmud
Ahmadineyad, cuya línea política radical será sometida a la prueba de las urnas
el próximo viernes durante la celebración de las previstas elecciones
parlamentarias.

Al sur, menos recursos
El nivel social y económico es más bajo a medida que se desciende hacia el
sur. Ahí, la población es mucho más afín al régimen islamista, de hecho en los
barrios pobres del sur se votó masivamente a Ahmadineyad en las elecciones del
2005.
No solo los edificios, las calles y los comercios marcan la diferencia entre
una zona u otra, sino también, y de manera especial, la forma de vestir de las
mujeres. El chador, la túnica negra que cubre el cuerpo femenino de pies a
cabeza, abunda en barrios populares como el de Shosh o Sharerey. En este último
se levanta la mezquita-mausoleo Zahra, la hermana de Reza, el octavo imán chií.
Los días festivos se llena de fieles que acuden a rezar junto a la tumba de la
santa. "La revolución ha hecho mucho por este país", asegura Mahmud, un
comerciante que regenta una tienda de ropa de mujer en el bazar que hay junto al
mausoleo. Todas las prendas son de color oscuro, como el mantó, una
chaqueta que llega hasta las rodillas y que siempre acompaña al rusarí,
el pañuelo que cubre el cabello. Aparte del chador, esta es la vestimenta que
impone el sistema a las mujeres.
Mahmud, de nariz aguileña y barba rala, tiene claro a quién va a votar en los
comicios de esta semana. "Sin duda, a los candidatos conservadores, a los que
apoyan a nuestro presidente", afirma, mientras a su lado una mujer revisa un
colgador lleno de prendas. El comerciante sostiene entre los dedos un
tasbih, o rosario, y tiene expuestas en una pared una foto del gran
ayatolá Jomeini, padre de la revolución que acabó con la dictadura del
sha hace 30 años, y otra de su sucesor, el actual guía supremo, Alí
Jamenei, el hombre fuerte del país.

Murales de paisaje urbano
Las imágenes de los dos líderes religiosos chiís forman parte también del
paisaje urbano en forma de grandes murales pintados en las fachadas de muchos
edificios de Teherán. Los hay también de los mártires, los soldados que murieron
en la cruenta guerra que Irán libró en los 80 contra el Irak de Sadam Husein.

La pobreza de los barrios del sur contrasta con la prosperidad que reina en
los del norte. La transformación de la ciudad se empieza a percibir cuando se
llega al centro recorriendo la avenida Valiasr, de 20 kilómetros de largo, una
de las principales arterias de la capital. Ya en lo alto, a los pies del Alborz,
se levantan modernos edificios acristalados, propiedad de bancos y grupos
financieros, bloques de apartamentos de cuidado diseño, así como centros
comerciales.
Los chadores escasean y lo más habitual es ver a chicas con ropa informal y
moderna, en un claro desafío a las estrictas normas de vestimenta impuestas por
el régimen islamista, de cuyo cumplimiento se encarga la policía moral del
régimen, la Gashte Hershad.

Tejanos y ´mantó´
Las jóvenes combinan el mantó con pantalones tejanos ajustados. Pero
lo que irrita más a los mulás más conservadores es la forma como llevan el
pañuelo, en algunos casos de colores. El rasurí les oculta el cabello,
pero no todo. La parte frontal la llevan al descubierto. Además, suelen ir
maquilladas en exceso. "Es la mejor y única manera que tenemos de manifestar
nuestro rechazo y oposición a este régimen de mulás. Sí, es una forma de
rebeldía", exclama Neda, una chica de 27 años, justo antes de entrar con una
amiga en el centro comercial que hay en la plaza Banak. "En época de Mohamed
Jatamí (el expresidente reformista) teníamos más libertad. Ahora hay una fuerte
presión. Todo esto es absurdo. Si pudiera, me sacaría el pañuelo ahora mismo",
añade.
Si las chicas muestran algunos mechones, los varones lucen peinados
extravagantes que recuerdan a los de los protagonistas de algunos dibujos
animados japoneses. "Nosotros somos los que hemos exportado este estilo fuera de
Irán", se ríe Ramin, que intenta sacar a buen precio un perfume a un vendedor
ambulante. "No tememos a la policía. Cuando nos molestan, nos alisamos un poco
el pelo con las manos y listos", explica.
En esta época del año es cuando los comerciantes de Teherán y del resto del
país hacen su agosto. Estamos a las puertas del fin de año iraní, el Noruz,
festividad pre-islámica de origen zoroástrica que marca el inicio de la
primavera. La tradición manda comprar regalos para los familiares. "A los mulás
no les gusta esta fiesta, pero no han podido suprimirla", dice Ramin. "El
perfume es para una amiga", comenta sin más. "Se lo regalaré el 21 de marzo, el
día del Noruz". http://www.elperiodicodearagon.com/noticias/noticia.asp?pkid=394177
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raquel29



Cantidad de envíos : 771
Localisation : Badalona(Barcelona)
Fecha de inscripción : 11/06/2007

MensajeTema: Re: Los jóvenes de Irán desafían las normas .....   Mar Mar 11, 2008 8:00 am

Curioso articulo,Maat.
Que contrastes que hay en Teheran...lo de siempre,en los barrios pobres triunfa el islamismo y en los ricos,la mirada puesta en occidente,
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Los jóvenes de Irán desafían las normas .....
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Estamos perdidos, los jóvenes ya no respetan nada
» Cientos de proyectos para jóvenes artesanos
» Jóvenes que caminan con Dios
» Edificar la imagen de Dios en nuestros jóvenes
» Nuestros jóvenes, realidad y desafío

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
egiptomaníacos2007 :: 

OFF TOPIC

 :: Off Topic
-
Cambiar a: