egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Notas de Maspero

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Circe



Cantidad de envíos : 4506
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: Notas de Maspero   Miér Abr 02, 2008 5:20 am

Traducción by Circe

El alma:

El alma egipcia no era inmortal. Su existencia estaba identificada con el sol al que seguía en sus fases. Nacía a la vida como el sol al día, y moría a la vida como el sol a la noche, pasando a través de las tinieblas para renacer a una nueva existencia.
La vida terrestre era solo un día para el alma, una de las existencias. El alma moría a una vida para para pasar a otra. Era más bien eterna que inmortal.
Lo que sucedía al alma después de nuestra muerte, los sacerdotes lo explicaban de esta manera. Durante las doce horas de la noche, el sol viajaba bajo tierra por pasajes oscuros y sinuosos, entre cámaras de llamas donde los demonios torturaban a los condenados. El alma se embarcaba con el sol al Occidente de Abydos en el punto de Pega(?) por el cual se entra en los dominios de las tinieblas, tal como se ve en los sepulcros ptolomaicos.
Las ceremonias de entierro determinaban el destino no solo del cuerpo humano y de la parte del hombre que quedaba en la tierra, sino del alma y de la otra parte del hombre que seguía su destino. Mientras que el hombre y su doble se quedaban viviendo en la tumba, el alma y el Luminoso, salían de nuestro universo.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Circe



Cantidad de envíos : 4506
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: Notas de Maspero   Sáb Abr 05, 2008 9:27 am

El pasaje entre nuestra tierra y la otra no se podía hacer por cualquier sitio. Había un lugar determinado al Oeste de Abydos en una cueva en la montaña. La barca del sol, llegaba al fin de su viaje de la carrera diurna y se iba con la corte de los dioses por la boca de la cueva penetrando en la noche. Eso es el Poniente. El alma del hombre iba en ella bajo la protección de Osiris. Una fórmula de la XII Dinastía describe este viaje:
"Ha pasado los brazos cargados de ofrendas en la fiesta de los muertos con los cortesanos de Osiris, y le exaltan los caudillos de Mendes, los grandes de Abydos. Abre las vías que le apetecen y va en paz, lo exaltan los thinitas, los sacerdotes del gran dios. Ha maniobrado en la barca, que marcha hacia el horizonte, ha cogido los remos y ha bogado en la barca Saktit, ha dirigido el timón de la barca Madit, recibiendo los saludos de paz de los caudillos de Abydos. Ha pasado el sueño fúnebre, el sueño de Horus Señor de Abydos; se ha lanzado en las vías excelentes, en el gozo del horizonte occidental, en el campo del pasaje que da las ofrendas fúnebres, el depósito rico en provisiones, y lo honran Khnum e Hikit que antes fueron sus antepasados, la primera cuna de Abydos salidos de la boca de Ra".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Circe



Cantidad de envíos : 4506
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: Notas de Maspero   Mar Abr 08, 2008 12:52 am

Divisiones del hombre en la muerte

En un principio los egipcios buscaron una parte durable, tan material como el mismo cuerpo humano. De aquí la idea de momificar el cuerpo y donarle una estatua, una representación, un doble, para el caso de que accidentalmente pudiese destruirse. Este doble llamado Ka vivía como el hombre y debía ser alojado, nutrido y vestido de una manera material.
Más adelante, elevándose sus ideas, vieron un ser menos zafio pero siempre material, el Ba, que consideraban como la substancia o la esencia de la naturaleza humana, identificado con una llama o rayo de luz y por esto llamado también el luminoso, Khu.
Modificando la condición de la muerte, encontraron una aceptación idealista del alma, y desde entonces, en la XVIII Dinastía, se formuló la siguiente doctrina:
El cuerpo, sirviendo de sostén al doble, y viviendo los dos en la tumba después de la muerte.
El alma, sirviendo al cuerpo luminoso, que iban transmigrando a existencias sucesivas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Circe



Cantidad de envíos : 4506
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: Notas de Maspero   Sáb Jun 28, 2008 11:12 pm

Ideas funerarias de Egipto del Imperio Antiguo

En las tumbas reales las escenas referentes a los vivos se encuentran únicamente en las mastabas: en la sala del sepulcro solo se encuentran leyendas jeroglíficas. Eso se debe al empleo de dos construcciones. La capilla o mastaba en la habitación del doble; el sepulcro en la del alma.
El doble (ka) era una fiel reproducción del hombre vivo, habitaba siempre en las cámaras abiertas de la recepción de las ofrendas y en el cumplimiento de las ceremonias reglamentarias. El alma (ba) que se representaba bajo la forma de un pájaro con cabeza humana, llevaba alas para volar al otro mundo o volver a este: tenía su morada en las salas del sepulcro junto al cuerpo que había de animar.
Las escenas de las mastabas se refieren al destino del ka: los textos del sepulcro a los destinos del ba. Más adelante ambas creaciones se funden en la conciencia popular.
En la época que los egipcios establecen la existencia del doble no tenían todavía una idea del otro mundo, o hablando en su lenguaje, de otra tierra. Lo que sobrevivía del hombre continuaba residiendo en Egipto y habitaba el mismo rincón de la tierra donde se había desarrollado su existencia pasada. El doble, según los textos, no era inmortal, estaba expuesto a una segunda muerte por las mismas causas que la primera, osea por el veneno de las serpientes, de los escorpiones, de los insectos venenosos, por las bestias feroces, por el hambre, la sed, la enfermedad o la vejez.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Circe



Cantidad de envíos : 4506
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: Notas de Maspero   Sáb Jul 26, 2008 12:19 am

Las ofrendas no debían de faltarle al doble, sino, se le obligaría a salir de su tumba y nutrirse de excrementos.
El alma egipcia, el Ba, podía escoger quedarse en la tierra o subir al cielo una vez se había puesto en regla con los dioses mediante el conocimiento de las oraciones y ritos funerarios. Podía subir al cielo de diversas maneras. En la época de las Pirámides se creía que una escalera inmensa que se alzaba en occidente unía la tierra con la morada de los dioses. Hathor la guardaba y permitía el pasaje de las almas que se presentaban con los talismanes indispensables. Hor, Shu y Nut, sostenían al difunto en su peligrosa ascensión y llevaban el trono de Ra.
Una vez en el cielo, el alma vivía la vida del sol, tenía los mismos enemigos, se nutría de los mismos alimentos y disfrutaba de su felicidad. A veces abandonaba el cielo, bajando a la tierra para visitar su cuerpo y su doble.
Para gozar de la gloria del cielo, para poder disfrutar de la barca del sol y disfrutar de sus bienes. El alma debía justificar que en su vida terrena había sido honrada, aunque los textos muestran que la mala conducta en el mundo se pagaba con ofrendas, cuyas abundancia pacificaba la cólera de los dioses.
El alma se imponía a los dioses por la plegaría. En Egipto la oración no era una súplica, sino un verdadero hechizo. Cuando la plegaria era dicha de una manera estrictamente conforme al ritual, con palabras, gestos, entonamiento y ritmo precisos, el dios al que se dirigía no tenía poder para rehusar lo que se le demandaba.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Circe



Cantidad de envíos : 4506
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: Notas de Maspero   Miér Ago 20, 2008 2:09 am

Fuesen cuales fuesen las exigencias del hombre debían de ser completas.
Las ofrendas consistían en los objetos que el muerto usaba y consumía en vida y que se consideraban como necesarias para la existencia de su doble en la tumba. En las pinturas de unos sepulcros se ve que las ofrendas se hacen directamente al muerto: en otros se hacen a los dioses, rogándoles que reserven una parte al difunto.
La muerte no era en Egipto la destrucción de la vida, era solo un cambio de condición. El entierro no interrumpía la existencia.
He aquí como los textos tratan al muerto:

"La alegría de Amón en tu corazón, te dona excelente vejez y atraviesas la vida con placer hasta que llegas a la beatitud (muerte). Entonces tus labios están sanos, tus miembros jóvenes, tus ojos ven de lejos y te vistes de fino lino, y te montas en un carro con dos caballos, el bastón de oro en una mano y el látigo en la otra para guiar a tus caballos de Siria. Subes en la barca de cedro para ir a la excelente morada (la tumba) que tu mismo has hecho.
Tu boca se llena de vino, de cerveza, de pan, de viandas, de dulces : se sacrifican bueyes, se llenan ánforas de vino, se elevan delante tuyo dulces cantos. Tu perfumista de llena de esencias, tu director de regadíos te porta las ¿guirnaldas?, tu administrador de campos conduce las ocas, tu pescador viene con peces. Tus galeras se van a Siria viendo cargadas de cosas buenas, tus establos están llenos de vacas, tus esclavas también producen. Tu eres fuerte y tu enemigo está vencido; lo que se dice en tu contra no existe. Entras en presencia del ciclo de los dioses y sales (maat-jeru) con la voz justa para la plegaria."
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Circe



Cantidad de envíos : 4506
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: Notas de Maspero   Vie Sep 26, 2008 7:02 am

Debido a la muerte, el hombre sufría una metamorfosis en su existencia, que lo inutilizaba para vivir aquí.- Dejaba la compañía de los vivos, pero continuaba la vida eterna dentro de la tumba.
Las ceremonias de entierro estabas reguladas perfectamente. Se llevaban al hombre en el momento de la muerte y lo dejaban al abandonarlo en su tumba. Duraban al menos 80 días: Herodoto dijo que únicamente el embalsamamiento duraba 60 días.
Una corta ceremonia dejaba a los pobres en la tumba. Los ricos se acompañaban de suntuosas procesiones. Empezaban con los esclavos cargados de ofrendas, de mobiliario funerario, la cama, las sillas, las cajas, los amuletos; venían después los coros de plañideras hombres y mujeres Shocked , después el sacerdote oficiante y la momia acostada en un carro sin ruedas tirado por bueyes y esclavos. Detrás la familia y amigos, de nuevo seguidos por otras plañideras. Una flota de barcas pintadas transportaba al cortejo a la ribera occidental del Nilo, donde se había excavado la tumba.

Al llegar al final, el muerto era puesto en pie, de espaldas a su sepulcro, de cara a los presentes como el amo de una nueva casa al que los amigos acompañan hasta la puerta. Un banquete, una ofrenda, una plegaria, una nueva expresión de dolor; y en tanto el sacrificador (??) quemaba incienso y servía libaciones mientras que las plañideras acentuaban sus quejas agachadas en la tierra, y las mujeres de la famikia rodeaban a la momia, la adornaban con flores, la abrazaban contra su pecho desnudo, le besaban el corazón y las rodillas.
Instantes después la momia desaparecía en el fondo del sepulcro, donde el hijo rodeado de sacerdotes, celebraba los últimos ritos antes de acostarlo en su triple caja y abandonar (supongo que la tumba Suspect ).
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
zooser73



Cantidad de envíos : 2908
Edad : 43
Fecha de inscripción : 01/07/2007

MensajeTema: Re: Notas de Maspero   Sáb Sep 27, 2008 2:57 am

Muy bonito, la verdad es que gusta poder leer esto de Maspero y acercar un egiptologo clasico a las tan avanzadas tecnicas del S. XXI.
Buen trabajo Circe.
Por cierto en uno de estos parrafos Maspero nombra a los esclavos, quiero entender que en esta epoca los egiptologos contemplaban la posesion de esclavos.

Saludos y abrazos!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Circe



Cantidad de envíos : 4506
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: Notas de Maspero   Sáb Oct 04, 2008 11:13 pm

zooser73 escribió:
Muy bonito, la verdad es que gusta poder leer esto de Maspero y acercar un egiptologo clasico a las tan avanzadas tecnicas del S. XXI.
Buen trabajo Circe.
Por cierto en uno de estos parrafos Maspero nombra a los esclavos, quiero entender que en esta epoca los egiptologos contemplaban la posesion de esclavos.

Saludos y abrazos!

Por la forma de expresarse yo también creo lo mismo :roll cosas de la mentalidad de la época, para ellos si se hablaba de esclavitud se trataba de algo más parecido a la de Kunta Kinte a la que realmente se supo posteriormente existió en el A.E.
Los libros de los pioneros de la egiptología son una fuente de datos maravillosa, otro de los que disfruto son los de J. Gardner Wilkinson de 1854, pero te hablo de datos....no de teorías Cool

Un fuerte abrazo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Notas de Maspero   Hoy a las 4:56 am

Volver arriba Ir abajo
 
Notas de Maspero
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Notas cursos
» NOTAS COMPLETAS
» Notas de EGW 02 - Cristo y la ley de Moises
» Notas Unidiomas
» Maspero: Recueil de travaux relatifs à la philologie et ..

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
egiptomaníacos2007 :: 

HISTORIA DEL EGIPTO FARAÓNICO

 :: La Religión en el Antiguo Egipto
-
Cambiar a: