egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Polvorín de miseria en El Cairo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Maat



Cantidad de envíos : 10257
Fecha de inscripción : 17/06/2007

MensajeTema: Polvorín de miseria en El Cairo   Lun Mayo 26, 2008 11:13 pm

El impacto de las subidas de alimentos y petróleo

Polvorín de miseria en El Cairo
El encarecimiento del pan se convierte en cuestión de seguridad nacional | Movido por su instinto de supervivencia, Mubarak ordenó distribuir más pan | "Si no pueden dar de comer a sus hijos, lo destruirán todo", dicen en el partido Kefaya


El Gobierno teme que la situación se desborde y que crezcan las protestas en los barrios más islamistas de la capital


Andy Robinson | El Cairo. Enviado especial | 27/05/2008 | Actualizada a las 03:31h
A las tres de la tarde, una veintena de personas, principalmente niños, ya esperaba la llegada del pan en la entrada del dantesco distrito de la basura de la barriada de Manshiet Naser, donde unas 600.000 personas comparten 350 hectáreas de construcciones caóticas de ladrillo. Para que el lector tenga una idea, el nuevo campo de golf recuperado al desierto en Katameya Heights, urbanización vallada de lujo en las afueras de El Cairo, tiene una superficie de 250 hectáreas (un campo de fútbol ocupa una).

Las primeras huelgas contra el coste de la vida y los salarios estancados estallaron en abril en la ciudad textil de Mahala el Kobra, que vivió disturbios, batallas campales con la policía y varios muertos. Decenas de trabajadores fueron detenidos y se sumaron así a los cientos de presos políticos. Ishaq fue detenido, acusado de incitar a la violencia. Otras protestas de conductores de autobús, médicos y profesores de universidad sacudieron la capital a principios de mayo. Nuevas jornadas de protesta se preparan en verano. "Facebook - la web de relaciones sociales- se ha convertido en el principal medio de organización de las protestas", dijo Ismael Galam, un traductor de El Cairo. Aunque, más que Facebook es el Corán el medio de influencia en las barriadas, y por el momento los Hermanos Musulmanes se muestran ambiguos respecto a las huelgas.

Mubarak rechaza las presiones desde Davos y Washington para eliminar subvenciones: "El presidente entiende que no conviene ser excesivamente duro con las capas marginadas", dijo Ahmed Goueli, ex ministro que muchos creen puede ser el próximo primer ministro. Egipto tiene un déficit público del 7% del PIB y gasta 1.740 millones de euros al año en subvenciones al pan.


--------------------------------------------------------------------------------
MÁS INFORMACIÓNEdición Impresa: "El pueblo está hirviendo"
 

--------------------------------------------------------------------------------
Envueltos en nubes de moscas y polvo, habituados al hedor a basura, que deja un sabor ácido en la lengua, los niños esperaban a comprar pan subvencionado, la barra a cinco piastras (0,6 céntimos de euro) frente a las 25 piastras del mercado negro. No se palpaba demasiada tensión el jueves pasado, pero hasta hace dos meses la crisis de los alimentos en barrios como Manshiet amenazaba con prender fuego en un país polvorín.

Una docena de personas murieron en las colas del pan, de tres o cuatro horas, bien desfallecidos o bien en reyertas desesperadas. "Al final empezaron a traer más pan cuando un tipo que no podía dar de comer a su familia envenenó a su mujer e hijos y a sí mismo", dijo Aida Aid, trabajadora de un centro de artesanía de papel y tela en el barrio. Con toda seguridad, se trata de una leyenda urbana, pero se lo creían Aida y las otras mujeres -cristianas y musulmanas- que fabricaban bolsas de papel, cojines y alfombras con materiales de desecho.

En realidad, el presidente octogenario de Egipto, Hosni Mubarak, respondía a viejos instintos de supervivencia cuando en marzo ordenó al ejército aumentar la oferta de pan en barrios de jóvenes frustrados e infraempleados como Manshiet. Egipto importa el 50% del trigo que consume y, tras una subida del 150% del precio internacional en menos de un año, la gran urbe de El Cairo, con hasta 17 millones de habitantes y enormes barriadas de marginados como Manshiet, Embaba y Ezbet el Hagana, o la llamada ciudad de los muertos en torno al cementerio, se convertían en un problema de seguridad nacional, quizás internacional.

Conforme se acerca la retirada de Mubarak tras 27 años al mando -y con el plan de entregar el poder a su hijo Ramal-, hay mucho en juego en Egipto, uno de los principales aliados en Oriente Medio de EE.UU., que le agradece la implacable persecución a la oposición islamista.

Los suplicios habituales del chabolista egipcio -desde el hígado dañado del 20% de la población del distrito de la basura, enferma de hepatitis, hasta los casos recurrentes de tráfico de riñones humanos en la ciudad de los muertos-raras veces provocan explosiones de protesta. Pero la falta de pan sí. En 1977, tras las subidas del precio de los alimentos, la gasolina y otros productos, se produjo una oleada de disturbios en todo el país. "Este régimen deberá tener cuidado, porque si la gente no puede dar de comer a sus hijos, estallará y lo destruirá todo", dice George Ishaq, del partido laico de oposición Kefaya.

Y aunque el distrito de la basura es mayoritariamente cristiano, el resto de Manshiet Naser depende cada vez más para su nutrición espiritual y material del pujante grupo islamista de los Hermanos Musulmanes -el partido opositor más votado, pese a ser semilegal-, que reparte alimentos en los barrios, como parte de su red alternativa de apoyo social. "El pueblo está hirviendo", dijo Mohamed Habib, hombre fuerte de los Hermanos en una entrevista para La Vanguardia.Hasta la fecha, las huelgas y protestas contra la inflación han ocurrido en ciudades industriales o en segmentos de clase media en El Cairo. Pero lo que quita el sueño en el palacio presidencial, en el distrito de Heliópolis, es que se apunten las masas cada vez más islamistas de las barriadas.

En El Cairo, donde más del 60% de la población tiene menos de 25 años (como en decenas de otras ciudades del Sur, desde Puerto Príncipe hasta Yakarta o Manila), la crisis de alimentos y combustible amenaza con pasar factura política. Líderes políticos y empresariales reunidos el fin de semana pasado en la cumbre de la elite de Davos en el resort egipcio de Sharm el Sheij, entre ellos George W. Bush, reconocieron la gravedad de la situación mientras insistían en que Mubarak recortara las subvenciones al pan y la gasolina. "Ya es una cuestión de estabilidad social y de seguridad nacional", dijo Daniela Gressano, vicepresidente del Banco Mundial responsable de Oriente Medio. "Se extienden los disturbios; ya ha caído un gobierno en Jamaica", dijo.

No es sólo el pan: "El kilo de pollo casi se ha triplicado en menos de un año", explicó Aida, de 29 años, que cobra unos 40 euros al mes, sumados a los 50 que ingresa su marido de la extracción de chatarra de la basura. Mariem Chafek, una joven madre de dos hijos, dijo que se alimenta de pan y falafel, ya que el coste de su gasto diario en comida se ha duplicado en seis meses, mientras que el sueldo de su marido, trabajador de fábrica, no ha subido nada.

Tampoco hace falta viajar hasta el chabolismo de ladrillo y basura de Manshiet para comprobar la intensidad de la ira del pueblo egipcio. "¡El Gobierno dijo que no volvería a subir el precio de la gasolina y ahora lo aumenta un 30%!", se indigna el taxista Wagdy Guda, en referencia a la reciente decisión de compensar el coste de las subvenciones al pan subiendo los impuestos sobre la gasolina.

La vivienda también alcanza precios imposibles para las clases medias, y si la inflación no se detiene, estas corren el peligro de acabar en barrios como Manshiet. "Sólo tengo casa porque murieron mis padres", dice Guda. Mientras, a las urbanizaciones de fantasía temática construidas en los noventa para las nuevas clases adineradas, con nombres como Dreamland o Utopia, se agrega el superlujoso Katameya Heights, donde las viviendas, pastiches de palacios árabes y cortijos andaluces, se venden por medio millón de euros, protegidas por una muralla de hormigón de dos metros de altura.
lavanguardia
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raquel29



Cantidad de envíos : 771
Localisation : Badalona(Barcelona)
Fecha de inscripción : 11/06/2007

MensajeTema: Re: Polvorín de miseria en El Cairo   Mar Mayo 27, 2008 7:46 am

Me ha impresionado el contenido de este articulo,lo he leido en La Vanguardia esta mañana.
La pregunta es,si el turismo da tanto dinero a Egipto,que es lo que pasa? es que la riqueza no llega a la gran mayoria de la poblacion que viven en la miseria
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
elvira



Cantidad de envíos : 675
Fecha de inscripción : 16/11/2007

MensajeTema: Re: Polvorín de miseria en El Cairo   Mar Mayo 27, 2008 10:16 am

es terrible la situación que viven Shocked
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Polvorín de miseria en El Cairo   Hoy a las 7:07 am

Volver arriba Ir abajo
 
Polvorín de miseria en El Cairo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Polvorín de miseria en El Cairo
» Viaje por el Cairo, fotos, información, datos curiosidades
» Nuevo Museo Cairo
» Café Madrid en El Cairo
» El trafico en El Cairo,

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
egiptomaníacos2007 :: 

OFF TOPIC

 :: Off Topic
-
Cambiar a: