egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Las pinceladas que desempolvan la memoria de Farida, reina d

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Hathor3

avatar

Cantidad de envíos : 2546
Fecha de inscripción : 19/06/2010

MensajeTema: Las pinceladas que desempolvan la memoria de Farida, reina d   Sáb Ene 21, 2017 11:58 pm

Las pinceladas que desempolvan la memoria de Farida, reina de Egipto


Una exposición muestra por primera vez en El Cairo el legado artístico de la primera esposa del rey Faruk. "Solía pintar escenas del Nilo", dice su amiga

•La reina Isabel de Inglaterra y sus 13 'prime ministers'


FRANCISCO CARRIÓN
El Cairo

18/01/2017 20:00

Farida, la penúltima reina de Egipto, regresó a la tierra de los faraones tres años antes de que una leucemia consumiera su existencia. Una época triste en la que la primera esposa de Faruk se dio de bruces con una patria que no reconocía y halló refugio entre caballetes, óleo y acuarelas. Por primera vez desde su óbito, una exposición relata su pasión y reivindica la figura de una artista incomprendida y desconocida.

"No fue un regreso feliz. Todo había cambiado. Egipto ya no era el país que dejó", reconoce a LOC Lotus Abdelkarim, la amiga que la acompañó durante sus últimos años en la ciudad de los mil minaretes. "Era muy crítica con lo que veía. Se quejaba de la suciedad y de las casas y clubes nocturnos que habían surgido a orillas del Nilo. Su mirada era muy triste", admite la autora de un volumen que descubre a la reina Farida más íntima, incapaz de adaptarse a la realidad que cinceló el golpe de Estado de los oficiales libres de 1952.

Hija de una familia noble de la mediterránea Alejandría, Farida conoció al rey Faruk durante un viaje a Londres en 1937. Meses después, sellaron un matrimonio que duró once años. La pareja tuvo tres retoños: las princesas Ferial, Fauzia y Fadia. El divorcio y la asonada -que envió al exilio a Faruk y dejó el poder fugazmente en manos de su hijo Fuad II, con apenas seis meses de vida- quebraron los lazos familiares. "El régimen militar le impidió ver a su hijas durante cinco años. Cuando pudo ir a su encuentro, era una completa extraña. La relación entre Farida y las princesas nunca fue buena", lamenta Lotus.







"Habían crecido solas y no la conocían. Primero vivieron en Italia y luego en internados de Suiza", agrega la biógrafa de la penúltima reina consorte, empeñada en compartir con la sociedad egipcia la faceta que Farida cultivó desde la década de 1960. "Tiene un estilo muy especial. Su trazo está lejos de la tradición y puede parecer infantil e inocente. Era una artista autodidacta", esboza la amiga mientras deambula por la galería que expone desde el pasado jueves varias decenas de cuadros de su alteza.

Sobre los lienzos, el pincel de Farida levantó acta de los paisajes del Nilo que el desarrollo había extraviado o dibujó mujeres desnudas y solitarias, tal vez a modo de autorretrato. "Solía pintar escenas del Nilo, de su naturaleza y de su gente como campesinos y nubios [un pueblo originario del sur de Egipto y el norte de Sudán]. Recordaba un gran viaje que había realizado a lo largo del Nilo cuando era reina. Me decía que ese era el Egipto auténtico", evoca Lotus, que no ha olvidado la soledad que vivió tras la vuelta a su patria.

Ecos del pasado

"Cuando llegó era aún un mujer activa y optimista. Estaba ansiosa por redescubrir la ciudad pero luego su ánimo decayó. Vivía sola en un pequeño apartamento de Maadi [un acomodado barrio en el sur de la capital egipcia] y no tenía mucha vida social. Le daba miedo conocer a gente y no era aceptada por el régimen de Hosni Mubarak", detalla la comisaria, consciente también de las estrecheces económicas que padeció Farida. "No tenía dinero. Le cedí el sótano de mi casa para que pudiera usarlo como estudio", añade.

Las estancias de aquel taller convertido en refugio son hoy las salas en cuyas paredes cuelgan las pocas obras que sobrevivieron a mudanzas, robos, extravíos y exilios. "Tras su fallecimiento dejé su legado en manos de sus tres hijas. Fue un gran error porque no entendían su arte. Una parte de las pinturas desaparecieron. Hasta 200 fueron robadas en Estados Unidos", maldice Lotus. La pequeña colección que esquivó el naufragio -unas cincuenta- se halla en manos de Yasmin, una de las nietas de la atribulada reina que vive a caballo de Egipto y Suiza.

Junto a las obras, la amiga de la reina ha abierto un cuidado museo con algunas de las piezas personales y una biblioteca con más de 5.000 volúmenes sobre la monarquía egipcia que desempolvan un país que se ha desvanecido. "No son muchos objetos. Hay algunas cartas; sábanas y toallas con las iniciales bordadas del rey y Farida y una colección de té chino", enumera la mejor conocedora de una mujer fallecida en octubre de 1988 cuyo rastro borraron el tiempo, la Historia y sus propios parientes. "Las hijas, que no sabían árabe, quemaron casi toda su correspondencia y sus escritos porque temían que hubiera algo comprometido.
Ahora recuerdo que ella siempre decía: 'La riqueza se esfuma. El arte permanece'


http://www.elmundo.es/loc/2017/01/18/587f6ddfca474108098b45b4.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maat

avatar

Cantidad de envíos : 13499
Fecha de inscripción : 17/06/2007

MensajeTema: Re: Las pinceladas que desempolvan la memoria de Farida, reina d   Dom Ene 22, 2017 10:51 pm

gracias
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Las pinceladas que desempolvan la memoria de Farida, reina d
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Programas para tu memoria USB (Pendrive)
» Memoria completa I Parte
» ¿Quién fue la Reina más importante?
» 'La Reina Faraón'
» 213.C.REINA DE COPAS , 12-11-2011

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
egiptomaníacos2007 :: 

OFF TOPIC

 :: Off Topic
-
Cambiar a: