egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 El libro en el tiempo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Maat



Cantidad de envíos : 10269
Fecha de inscripción : 17/06/2007

MensajeTema: El libro en el tiempo   Jue Abr 23, 2009 4:28 pm

El libro en el tiempo



Los libros están íntimamente ligados al lenguaje, la expresión, la escritura de cualquier tipo, aunque éstos elementos hayan existido desde antes de la invención del libro. Éste contiene información y es una extensión de la memoria puesto que puede perdurar más allá de ella. La historia se sustenta en esta magnífica y maravillosa invención humana: el libro. Ha sido para la humanidad, lo que el sonido es para la música, o lo que el color es para la pintura.

Antigüedad

Hablando de formas cercanas al formato de libro, tenemos los rollos de papiro que egipcios y mesopotámicos desarrollaron desde hace más de tres mil años; son pliegos de papel (plagulae) cortados en largas tiras de hasta 20 metros de largo que luego eran enrolladas. Son famosos, por ejemplo: el “Papiro de Turín”, antiguo mapa egipcio que data de la época de Ramses IV, y el de la ciudad italiana de Herculano que es poema fragmentario sobre la batalla naval de Actium entre las tropas de Cayo Julio Cesar y las de Marco Antonio y Cleopatra, en el año 31aC.

Fue Egipto el principal centro productor y proveedor de papiro. Los chinos desarrollaron el papel desde el siglo I de la era cristiana, y los árabes aprendieron su técnica y la introdujeron en Europa en el siglo VIII dC, a través de España, cuando ésta fue invadida por los musulmanes. Antes que el papel, también el pergamino elaborado en piel vino a ser fuerte competencia del papiro.

También se usaron tablillas de madera que luego fueron unidas formando pequeños“cuadernillos”; durante los primeros tiempos del Imperio romano el soporte de madera fue cambiado por el pergamino, que para esos tiempos su uso estaba ya generalizado. Esto es, sin duda, el antecedente del libro que actualmente conocemos. Existió el libro llamado “palimpsesto”, el cual podía ser “reutilizado” luego de ser lavado el pergamino y borrada su escritura para redactar sobre él una nueva.

Edad Media

El uso del papel vino a revolucionar de manera importante la elaboración de libros. Ante la invasión árabe a España (siglo VIII), fueron los monasterios los encargados de conservar la cultura hispana y cristiana. Ahí se produjo una importante cantidad de libros, como fue el Códice Sinaítico de la Biblia, elaborado en el monasterio de Santa Catarina, al pie del monte Sinaí. La reproducción de libros se volvió una de las principales ocupaciones de los monjes quienes invertían horas para preparar el pergamino o papel, dibujar las líneas para enmarcar el párrafo, su redacción, paginación y hasta su final encuadernación y detallado.
Sin duda que los episodios bíblicos, evangélicos y demás temas del cristianismo fueron un tema predominante en la producción de libros medievales, además de la realización de copias de obras antiguas griegas y romanas. Éstas son ahora conocidas precisamente gracias a estas reproducciones y traducciones medievales.

Sabemos que fueron los chinos quienes crearon el primer libro impreso (Sutra de diamante), hacia el año 868. Se labraba una tabla de madera por cada página impresa. Entre el siglo X y XI se realizaron varios libros con esta técnica, como el Evangelario de Egbert, los Evangelarios de Otón, el Codex aureus, que contiene 52 cuadros con escenas de la vida de Cristo. También dos Salterios, del monarca San Luis, escritos hacia 1254, y la valiosa Summa Theologica de Santo Tomás, representante de la escolástica medieval.

La revolucionaria imprenta de Gutenberg

No discutiremos sobre la paternidad del invento de la imprenta de tipos móviles, sólo señalaremos que hay noticias de esta imprenta desde el siglo XI, obra del alquimista chino Pi Cheng, así como la obra de “Anales de Korea”, de 1392. En Europa son tres las naciones que se disputan la paternidad del invento: Holanda, Francia y Alemania, aunque es esta última es la que parece tener los argumentos más sólidos en la obra de Johann Gutenberg, oriundo de Maguncia; él imprimió en 1456 la “Biblia de 42 líneas” (Biblia de Mazarino), obra que se reconoce como la más antigua elaborada con tipos móviles.
Los primeros libros impresos con estos caracteres móviles fueron llamados “incunables”, del latín incunabulum, cuna. Entre los más antiguos incunables, además de la Biblia de Gutenberg, está el “Psalterio” que contiene salmos de David.

El libro en México

Tal vez sea el Manual de adultos, 1540, el libro más antiguo impreso en México, del cual se conservan algunos fragmentos. En 1558, el franciscano Maturino Gilberti publicó Arte de la lengua de Michuacán, y al año siguiente apareció el Diálogo de doctrina cristiana, libro prohibido por el Santo Oficio. El impresor Pedro Ocharte publicó en 1571 el Arte de la lengua mexicana, de fray Alonso de Molina, libro que hasta nuestros días se sigue editando y es fundamental para el conocimiento de la lengua náhuatl.

Es de notarse que las primeras imprentas en Nueva España fueron instaladas en la capital; hacia 1639 se estableció la de Puebla, y en 1793 llegó a Guadalajara. El hecho de que nuestra ciudad no contara con una imprenta iba en detrimento precisamente de los libros y sus autores. Una vez instalada esta industria en Guadalajara por Mariano Valdés, éste se dedicó “a la edición y al comercio de libros”, que los ofrecía en su tienda en gran variedad. Dos de sus primeras publicaciones importantes fueron los Elogios fúnebres y la Novena de la milagrosa Imagen de Nuestra Señora de Aranzazu, ambas de 1793. Dos años después publicó la Real Cédula del Consulado de Guadalajara, y le siguieron infinidad de obras.

La imprenta fue fundamental para darle un nuevo status al libro; éste era ya algo alcanzable y capaz de expandir el pensamiento hacia otras personas. El libro: almacén del conocimiento, las ideas y el arte, testigo milenario de la historia.

Cristóbal Durán

http://www.informador.com.mx/suplementos/2009/97288/6/extension-de-la-memoria.htm
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maat



Cantidad de envíos : 10269
Fecha de inscripción : 17/06/2007

MensajeTema: El libro en el tiempo   Vie Abr 24, 2009 4:52 am

El día del libro y su breve historia.
Por Kerin Diaz.
Observador Juvenil/ABPEl Salvador.
Cada 23 de abril, desde hace 13 años, se celebra en diversos pueblos del mundo el merecido y honroso “día del libro y del derecho de autor”. Y hablar del libro es remontarnos a la historia misma del ser humano en la necesidad, búsqueda y liberación por comunicarse, en los diferentes soportes que se ha venido mutando el libro hasta el día de hoy, y expresar sus sentimientos, pensamientos y observaciones de la realidad, del mundo objetivo y subjetivo.
Pero usted, querido lector, querrá saber cómo y porqué precisamente se eligió esta fecha para conmemorar a este gran amigo como lo es el libro. Fue una iniciativa realizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en una conferencia, la 28ª, en donde se acordó celebrar y homenajear al libro en una fecha histórica para las letras universales; pues un día 23 de abril de 1616 fallecía el más celebre escritor de la literatura inglesa: William Shakespeare, el laureado escritor español Miguel de Cervantes y el no menos ponderado escritor latinoamericano Garcilaso de la Vega, el inca. La muerte de estos tres insignes personajes forma, más que una casualidad, todo un hito en la literatura mundial. Es por ello el homenaje al libro y a sus autores.
Como he mencionado antes, hablar del libro es remontarnos a los orígenes de la humanidad, pues el libro ha venido evolucionando en diversas e impensables maneras. A grandes pinceladas y escuetamente les menciono la historia del libro en cinco etapas.
Primera etapa:
Gran parte de la historia y evolución de nuestros antepasados la sabemos mediante la escritura que ellos hacían en objetos megalíticos como las piedras, en donde expresaban sus temores, sus sentimientos, sus pensamientos, sus cultos y reverencias a deidades humanas y divinas (como ejemplo menciono el célebre Código de Hammurabi, estela del siglo XVIII a. de C.). Estas dotes de ingenio y desarrollo intelectual del hombre primitivo claramente las podemos observar en las cuevas o cavernas, que era el lugar en que habitaban; dichas cavernas eran toda una galería de arte prehistórico, pues tallaban sobretodo animales como ciervos, bisontes, íbices, uros, caballos, etc. Estas representaciones artísticas se les conocen como pinturas rupestres y forma parte de la protohistoria del arte.
Más adelante, con la invención de la escritura, surgen los materiales escriptóreos primitivos; estos objetos escriptóreos o soportes de la escritura se dividían en arqueológicos (objetos duros como la piedra, la arcilla, el mármol y los metales, específicamente el oro y plomo) y paleográficos (objetos blandos como las hojas de los árboles, de donde se deriva folium “folio”, de la corteza, de donde se deriva “libro”, en griego byblos y en latín liber, el papiro, el pergamino, el papel y materiales sintéticos como el plástico).
La forma más remota y antigua que se conoce como libro son las tablillas; las cuales consistían en pequeñas placas de arcilla, madera, marfil, oro u otra materia que servían de soporte a la escritura (dicha escritura se le llamaba cuneiforme, de “cuña”, por el tipo de instrumento puntiagudo que se usaba para escribir). Se usaron en regiones antiguas como Asiria, Mesopotamia, Babilonia, China, Egipto, Asia Menor, Grecia y Roma. Las tablillas más antiguas encontradas se remontan a fines del milenio IV a. de C. y llegan hasta los inicios de nuestra era.
Segunda etapa:
Esta segunda etapa del libro corresponde al rollo (del latín “rotulus”) o volumen (del latín “volveré”, arrollar). Se le llamaba así porque el papiro o el pergamino de que estaba hecho se envolvía en torno a una varilla cilíndrica de madera o metal en cuyos extremos podían llevar un adorno de hueso o madera. Surgió aproximadamente anterior al 2400 a. de C. y eran elaborados de papiro hasta el siglo I d. de C. De este primer siglo en adelante se comenzó a elaborar con pergamino (el pergamino es una piel de res, comúnmente de cabra, oveja, vaca, carnero y ternera, de la que se obtenía la vitela, una piel muy fina y flexible). Se han encontrado rollos papiráceos en las tumbas del antiguo Egipto; estos rollos eran textos sagrados que contenían plegarias para proteger las almas de los difuntos. Es así como surge el Libro de los muertos, conocido desde el milenio II a. de C.
Tercera etapa:
En este período la forma histórica del libro es el códice. Es una derivación directa de las tablillas de madera usadas por los romanos. Esta imitación de las tablillas, mas el uso del pergamino se le llamó libro cuadrado, en latín era liber quadratus. La producción de códices se realizaba sobretodo en los monasterios cristianos; contenían miniaturas, texto distribuido en dos columnas, ilustraciones, iluminaciones. Se dejó de producir códices hasta el siglo XV, sustituidos por una nueva invención.
Cuarta etapa:
Ya para el siglo XII el pergamino se había vuelto escaso. Fueron los árabes los que comenzaron a introducir el papel a Europa (China había inventado el papel dos siglos a. de C. Pero los fabricantes chinos cayeron prisioneros hacia el s. VIII d. de C. Y es así como los árabes introdujeron el papel a Europa). Es en este contexto que se crea la imprenta. Es el turno del libro impreso. Primero fue la imprenta xilográfica, que era una gran plancha de madera en la cual se imprimían las letras y/o figuras. Al libro impreso en xilografía se le conocía como libro bloque por imprimirse con un bloque de madera. Esta técnica ya era común en China pero en Europa se inició allá por el siglo XV, siendo el primer libro xilográfico la Biblia pauperum o Biblia de los pobres, en 1430. Años más tarde surge la invención de la imprenta europea, que se le atribuye a Johann Gutenberg. Con la imprenta se facilita la impresión inaudita de libros en los centros religiosos y en especial en las universidades europeas (éstas surgen en el siglo XIII). Se imprimieron libros religiosos y libros de pensadores y escritores griegos, egipcios, chinos, entre otros. Desde esta época de la historia se da en gran escala el comercio del libro, tecnificándose cada vez más a lo largo de los siglos.
Quinta etapa:
Ya para el siglo XX y con el surgimiento de la computadora se facilita la autoedición de libros por medio de los procesadores de texto, siendo de una manera fácil y rápida su impresión. Luego aparece el libro electrónico que es un texto informatizado en un soporte informático para ser solo leído o bien leído y oído en una pantalla. Hoy en día, con el boom de la Internet se pueden encontrar y copiar libros de todo género, diccionarios, enciclopedias de historia, de arte, de materias de estudio, etc.
Hoy en plena era digital del siglo XXI resulta fácil, rápido y sencillo encontrar libros de toda índole. Pero aún con todo esto, el libro impreso en papel no puede ni debe quedar relegado por el libro electrónico; más bien, se trata de alternar y promover la lectura electrónica como un medio didáctico y pedagógico para el desarrollo y el aprendizaje del ser humano, utilizando también el libro en papel para la docencia e investigación técnica científica aportando conocimientos y cualificando las distintas áreas y disciplinas del arte y la ciencia.
Fuentes bibliográficas:

  • Martínez de Sousa, José (1999): Pequeña historia del libro. 3ª ed. Ediciones Trea. España ISBN 84-95178-50-8

  • Dahl, Svend (1987): Historia del libro. 3ª ed. Alianza Editorial. Madrid, España.
    ISBN 84-206-2336-9

  • UNESCO. http://portal.unesco.org/culture/es/ev.php

    http://www.kaosenlared.net/noticia/90773/dia-del-libro-breve-historia

  • Volver arriba Ir abajo
    Ver perfil de usuario
     
    El libro en el tiempo
    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
    Página 1 de 1.
     Temas similares
    -
    » La ludopatía, una enfermedad que avanza. (México) (2010)
    » El libro en el tiempo
    » Desdoblamiento del tiempo, Jean Pierre Garnier Malet
    » Es tiempo de retornar a Dios
    » ¡¡¡Aprovecha el tiempo!!!

    Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
    egiptomaníacos2007 :: 

    OFF TOPIC

     :: Off Topic
    -
    Cambiar a: