egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 El esplendor de Egipto

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
Ir a la página : 1, 2  Siguiente
AutorMensaje
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Dom Ago 19, 2007 12:16 pm

Del gran Tutmosis I al no menos grande Ramsés II, de Karnak a Abu Simbel, de los templos de Deir el-Bahari a las tumbas del Valle de los Reyes... Al Imperio Nuevo pertenecen los reyes más famosos, los templos más impresionantes, los tesoros más conocidos del antiguo Egipto.
"Habiendo fundado ya una casa, fui tomado para el barco del norte debido a mi valentía. Según el soberano a pie cuando marchaba sobre su carro. Cuando la ciudad de Ávaris era sitiada, fui un valiente de pie junto a mi majestad..." Con estas palabras narra uno de los comandantes de Amosis un episodio de la reconquista del Bajo Egipto, que por entonces llevaba más de cien años bajo el control de los hicsos, un pueblo de origen asiático. Los hicsos, que se habían hecho fuertes en el Delta, se proclamaron faraones. Fue Amosis, señor de Tebas y descendiente de las antiguas dinastías, quien los expulsó. Egipto, otra vez unido, volvió a manos nativas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Lun Ago 20, 2007 2:54 am

Con Amosis, fundador de la dinastía XVIII, Egipto entró en su época de mayor esplendor, el Imperio Nuevo. Inagurado hacia el año 1552 a.C., este período abarca tres dinastías, desde la XVIII hasta la XX. Los faraones de la dinastía XVIII y los primeros de la XIX son los más conocidos de este momento, y también los de mayor renombre de toda la historia egipcia. Bajo su gobierno el país -convertido en una gran potencia militar- gozó de una larga época de paz interior y de una prosperidad sin precedentes.
"Su majestad en persona cazó (X ejemplares) de elefante, en la tierra de Naharina, tendo a caballo, después de que procediera a derrotar al Alto Retenu en su (¿primera?) campaña de victoria. Su majestad llegó a Niy y encontró allí estos elefantes. No le había ocurrido nada igual a (ningún) rey anterior". El soberano en cuestión es Tutmosis I (1506-1492 a.C.), y estas palabras nos indican que el faraón campaba tranquilamente en tierras de Palestina, el país de Retenu.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Jue Ago 23, 2007 5:56 am

Las campañas militares en Siria y Palestina se iniciaron con Amosis, el fundador de la dinastía XVIII, y en un principio tenían como objetivo evitar las incursiones en tierra egipcia de los hicsos y otros pueblos asiáticos, así como proteger las crecientes relaciones comerciales de Egipto con Creta y las ciudades fenicias.
Con el ocaso de los hicsos surgió en el Próximo oriente otra fuerza cada vez más importante, Mitanni. La preocupante expansión de Mitanni y la necesidad de proteger el comercio egipcio llevó a Tutmosis III (1490-1436 a.C), sexto faraón de la dinastía XVIII, a declarar la guerra a la nueva potencia emergente.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Dom Ago 26, 2007 6:21 am

La zona controlada por Mitanni tenía su centro en Qadesh, y desde allí se organizaba la confederación de ciudades de esa zona contra Egipto.
De entre las numerosas campañas militares llevadas a cabo por Tutmosis III en la región, una de las más conocidas es la que llevó a la toma de Meggidó tras un asedio de siete meses, y acabó con la sumisión de su gobernante y de los otros que allí se habían refugiado,, vinculados al imperio de Mitanni. El soberano egipcio conseguiría la fidelidad de sus nuevos vasallos de una forma muy particular, se llevó a los hijos de los gobernantes sirios a Egipto. De esta manera se aseguraba una educación egipcia para los jóvenes y la fidelidad de sus padres.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Dom Sep 02, 2007 1:46 am

El reinado de Tutmosis III acabo con veinte años sin enfrentamientos con los asiáticos. En tiempos de Amenhotep II, su hijo y sucesor, parece que los pueblos de la zona intentaron rebelarse contra el yugo egipcio, a lo que el faraón respondió con la dureza propia de la época: "Su majestad regresó a su padre Amón con el corazón hechindo, tras haber matado con su propia maza a siete jefes que estaban en la región de <takhsi (hacia Libano), quienes colgaban cabezas abajo de la proa del barco-halcón de su majestad (...). Seis de estos enemigos fueron colgados delante de la muralla de Tebas, al igual que sus manos (cortadas). El otro enemigo fue llevado río arriba hasta Nubia y colgado de la muralla de Napata, para hacer que se presenciaran las victorias de su Majestad eternamente y por siempre en todas las tierras llanas y montañosas de Nubia (...)" Desde entonces acabaron los conflictos con Mitanni y las gentes de Siria y Palestina, iniciándose una larga época de paz.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Sáb Sep 08, 2007 1:28 am

Si en Siria se encontraba la fronteraseptentrional de Egipto, su frontera meridional se hallaba en Nubia (enel actual Sudán),cuyas importantesminas de oro constituían la mayor fuente de riqueza de los faraones. Amenhotep I, el segundo soberano de la XVIII dinastía, llevó la frontera de Egipto hasta Sais, entre la segunda y la tercera catarata del Nilo; Tutmosis I llegaría hasta la tercera catarata, en Kenia. La famosa estela hallada en Djebel Barkal, nos cuenta queen esta zona,, cerca de la cuarta catarata, se hallaba la frontera en tiempos de Tutmosis III. Existen, incluso inscripciones de Tutmosis I y el propio Tutmosis III cerca de la quinta catarata, aunque quizás son más una prueba de la poderosa influencia egipcia en la zona que de su conquista. Como vemos, pues, la expansión militar de Egipto, tanto al sur del Nilo, como en el Próximo Oriente, fue obra de los faraones de la dinastía XVIII.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Jue Sep 27, 2007 6:24 am

A finales de la dinastía XVIII Egipto atravesó una época tumultuosa, el período de Amarna, que toma su nombre de la actual Tell-el-Amarna. aquí se levantó Akhenatón, la capital creada por akhenatón (!364-1347 a.C.),el "faraón hereje", que proscribió su culto a Amón en beneficio del culto a Atón, el disco solar, abriendo con ello una crisis a un tiempo religiosa y política. A su muerte gobernó el país una serie de faraones acerca de los que poco se sabe: Smenjkare, Tutankhamón y Ay, tras el cual subió al trono el general Horemheb. Éste asoció al trono militar del Delta, que le sucedió en el poder hacia 13=5 a.C. con el nombre de Ramsés I. Él fue el primer soberano de la dinastía XIX.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Mar Oct 02, 2007 12:24 am

Durante esta época el principal enemigo de Egipto era el Imperio hitita que, nacido en el corazón de Anatolia, había subyugado a Mitanni y llevado sus fronteras hasta Siria. El gran enfrentamiento entre egipcios e hititas tuvo lugar en época de Ramsés II (nieto de Ramsés I), en la conocida batalla de Qadesh. No sabemos quién la ganó, aunque el faraón se adjudicó la victoria y -para demostrar su valor, su fuerza y su poder- mandó reproducir el choque en los templos de Karnak, Luxor, Abu Simbel y el Ramesseum, donde aparece él mismo envuelto de enemigos a los que vence merced a la ayuda del dios Amón. Incluso conservamos el relato épico del Poema de Pentaur, que narra las gestas del faraón: "Su majestad se lanzó al galope, y se hundió en las entrañas de los ejércitos de esos miserables hititas, completamente solo, sin nadie con él. Al dirigir la mirada hacia atrás vió que dos mil quinientos carros le habían cortado toda salida (...)".
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Lun Oct 08, 2007 11:39 pm

La amenaza hitita cesaría, pero hacia 1200 hizo su aparición un no menos formidable enemigo, los llamados Pueblos del Mar, cuya primera invasión desde Libia fue rechazada por Merneptah, hijo de Ramsés II. Los faraones que siguieron no alcanzaron la talla de estos reyes, y la dinastía XIX se extinguió hacia 1186 a.C. con la reina Tausert, muerta sin descendencia.
La inestabilidad política y económica caracterizaron la historia de la nueva dinastía XX, a la que perteneció Ramsés III (1184-1153 a.C.). Él fue quien, en un esfuerzo supremo y en el curso de un choque decisivo en el Delta -que es la primera batalla naval de la que la historia ha dejado testimonio-, derrotó a los Pueblos del Mar.Esta victoria, acompañada de sus triunfos en tierra, salvó a Egipto de la destrucción a la que se vieron abocados los estados del Mediterráneo Oriental; los reinos micénicos, el Imperio hitita y los principados sirios habían sucumbido en el curso de las conmociones que acompañaron la irrupción de los Pueblos del Mar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Lun Nov 05, 2007 2:12 am

Aunque la civilización y el Estado Egipcio sobrevivieron, Egipto perdió su imperio asiático en beneficio de los invasores.
Tras Ramsés III (que murió víctima de un complot de palacio) se sucedieron las disputas dinásticas y las crisis políticas, en un declive imparable, y la dinastía XIX desapareció en medio de un intenso malestar social, dando paso al Tercer Período Intermedio hacia el 1069 a.C.

Si durante el Imperio Antiguo el faraón era considerado el dios viviente y durante el Imperio Medio su figura se humanizó, viéndose en él al pastor de su pueblo, durante el Imperio Nuevo -época de guerras y conquistas- el faraón es el guerrero que defiende Egipto de sus enemigos, el más fuerte y el único que puede mantener el orden.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Dom Nov 11, 2007 2:32 am

Así lo recogen los epítetos con que se le designa, como "toro poderoso" o "el más fuerte del ejército". Sus innumerables victorias deben ser contadas, y durante todo el Imperio Nuevo prolifera una iconografía épica que le muestra siempre triunfador. Se le representa a gran tamaño, cogiendo con una mano un puñado de enemigos por sus cabelleras mientras que en la otra mano blande una gran maza contra ellos.

Pero este soberano invencible necesita legitimar su poder a través de la divinidad. En esta época el dios asociado a la monarquía es Amón, cuyo clero alcanza un gran poder, en especial por el hecho de controlar la coronación delrey mediante el rito de la teogamia o matrimonio divino, que reconocía la legitimidad del soberano. Y es que debido a numerosos problemas sucesorios durante la dinastía XVIII los faraones necesitaban de algún apoyo "divino" para poder gobernar.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Jue Nov 22, 2007 12:48 am

Así sucedió, por ejemplo, en el caso de la reina Hatshepsut. Ésta era hija del faraón Tutmosis I y de su gran esposa, Amosis (hija del fundador de la dinastía), por lo que, por nacimiento, le habría correspondido reinar. Sin embargo, quien subió al trono tras casarse con ella fue su hermanastro Tutmosis II, hijo del mismo padre y de una esposa secundaria.
Cuando Tutmosis II murió, su hijo Tutmosis III, un niño, quedó relegado a un segundo téermino. No era hijo de Hatshepsut, sino de una esposa secundaria, lo que significa que por sus venas no corría sangre real.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Lun Nov 26, 2007 12:32 am

En un principio Hatshepsut asumió la regencia, pero pasados unos años, se proclamó ella misma "faraón". Para ello tuvo que contar necesariamente con el apoyo del clero, que aseguró su legitimidad vinculando directamente su persona a la divinidad de Amón. En efecto, los relieves de su templo funerario de Deir el-Bahari justifican su derecho al trono recurriendo a la teogamia, el matrimonio divino, según allí se cuenta, el propio Amón se había encarnado en Tutmosis I, su padre, para engendrarla.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Jue Nov 29, 2007 2:31 am

Dada la íntima vinculación entre el poder y la religión, no es de extrañar que ambos aspectos se manifiesten unidos en las grandes construcciones de la época , los templos funerarios de los reyes y los dedicados a las divinidades. Unos y otros pretendían un mensaje claro, eran el poder y la riqueza del faraón lo que había permitido levantar tales maravillas. Así lo manifiestan, en lo que construye una notable muestra de propaganda avant la lettre, las inscripciones y los relieves que, grabados en sus muros, narran las victorias del soberano sobre sus enemigos.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Mar Dic 04, 2007 11:37 pm

Este tipo de construcciones se erigió a lo largo de todo el Nilo, aunque los más conocidos se hallan en Tebas -La cuna de Imperio Nuevo, de donde procedía su fundador, Amosis- y sus inmediaciones. Allí, en la orilla oriental del río, se levantan los grandiosos templos de Karnak y Luxor, mientras que en la ribera opuesta, donde se excavaron las tumbas de los soberanos, se alzan sus magníficos templos funerarios, como el de Hatshepsut, en Deir el-Bahari, o el de Ramsés II, el Rameseum.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Vie Dic 07, 2007 2:11 am

En cuanto al templo dedicado a una divinidad, parece que a partir de la actividad constructiva de Amenhotep III en Luxor y Karnak se estabiliza el modelo de este tipo de edificios, adoptándose en adelante el mismo esquema. Se accede al recinto sagrado siguiendo una avenida de esfinges cuya cabeza toma la forma del animal del dios a quien se dedica el templo. Esta avenida conduce al pilono, formado por dos grandes masas trapezoidales que pueden simbolizar las montañas a través de la cuales nace el sol por el horizonte. Delante del pilono hay dos obeliscos y dos estatuas colosales del rey que dedica el templo, que flanquean la gran puerta de entrada abierta en el pilono.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Lun Ene 07, 2008 6:43 am

Cruzándola, se llega a un patio porticado en sus laterales, al que sigue una gran sala hipóstila (esto es, una sala cuyo techo está sostenido por columnas), espacio que tiene en Karnak uno de sus más notables ejemplos. En efecto, las columnas centrales de las 134 que forman la gran sala hipóstila de este templo, empezada por Amenhotep III y concluída por Ramsés II, miden 20,40 metros de altura y 3,40 metros de diámetro, sobre sus capiteles de 15 metros de circunferencia en forma de flor de papiro abierta cubrían hasta 50 personas. Esta sala de acceso a la zona del santuario del dios, en cuyo interior hay capillas y la naos que alberga la imagen de la divinidad, además de almacenes y salas para los sacerdotes.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Lun Ene 28, 2008 11:13 pm

El patio y la sala hipóstila son áreas amplias y luminosas, pero a partir de esta última el techo y el suelo del templo se acercan progresivamente y las paredes se estrechan en cada sala, hasta llegar a la oscuridad total del santuario, la parte cerrada del templo. En efecto, el patio tiene acceso el puelo, a la sala hipóstila, sólo personas de alto rango, y a la naos, sólo el faraón y el sumo sacerdote. Dentro del recinto del templo, limitado por un muro, solía haber un lago sagrado, símbolo de las aguas primordiales sobre las que dios hizo su creación.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Mar Feb 26, 2008 1:32 am

Pero las construcciones religiosas no se limitaron a la ciudad de Tebas. Por todo Egipto y Nubia los faraones del Imperio Nuevo dejaron juella de su actividad desde los templos de Ptah en Menfis -ciudad donde Amenhotep III excavo el Serapeo, la tumba hipogea de los Apis, los toros sagrados-, de Re (o Ra) en Heliópolis, de Osiris en Abydos o de Montu en Ermant hasta los erigidos en tierras de Nubia.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Vie Feb 29, 2008 1:15 am

Los más conocidos monuemntos de época ramésida son obras de Ramsés II, el mayor constructor de la historia de Egipto. Intervino en Luxor, en Karnak, en Abydos... Son muy conocidos sus templos de Abu Simbel, así como el ya citado Ramesseum, su vasto templo funerario. Este soberano se prodigó en la erección de estatuas colosales (una práctica que conoció su apogeo a partir de Amenhotep III), que en muchos casos usurpó a otros soberanos y que demostraban la grandeza y el carácter divino de tan magno gobernante.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Jue Mar 06, 2008 1:10 am

Como gran constructor que era, Ramsés II necesitaba mucha mano de obra. En Nubia utilizaba a las gentes de los poblados cercanos a las construcciones, pero en otras ocasiones, como sucedió con la edificación de Pi-Ramsés, su nueva capital en el Delta. se sivió de mano de obra extranjera, sometida en muchos casos a trabajos forzados. Tal fue el caso de los hebreos, que en esta época entraron en masa en Egipto, deportados desde Palestina.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Jue Mar 13, 2008 11:56 pm

Junto al religioso, era el funerario otro ámbito importantísimo de la vida egipcia y a él están asociados otros dos tipos de monumentos del Imperio Nuevo, los templos funerarios y los hipogeos, las tumbas excavadas en las rocas.

Ahora los templos funerarios se siguen levantando en la orilla oeste del Nilo, pero no al lado de la tumba del faraón, como se había venido haciendo, sino bien visibles cerca la orilla del río, mientras que los soberanos reciben sepultura en otro lugar del Valle de los Reyes, y la necrópolis real tebana, sus esposas y los jóvenes príncipes son enterrados en el contiguo Valle de las Reinas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
coli



Cantidad de envíos : 3701
Localisation : Palma de Mallorca
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: El esplendor de Egipto   Dom Mar 16, 2008 1:52 am

Seguramente fue a partir del faraón Amenhotep I cuando cambió esta concepción funeraria, con toda probabilidad fue este faraón el primero en hacerse enterrar en un hipogeo en este lugar. Escondido e inaccesible a los ladrones, con entrantes en la montaña que resguardaban los escondites de las tumbas y fácil de vigilar desde arriba, el Valle de los Reyes parecía ofrecer la seguridad de que las sepulturas de los monarcas no serían expoliadas.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Semíramis
Admin


Cantidad de envíos : 45883
Localisation : KV 43
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: Re: El esplendor de Egipto   Miér Feb 17, 2016 12:44 am



Colossal sandstone of an 18th dynasty pharaoh, probably that of Thutmose I. Probably originally from the temple of the god Amun-Ra at Karnak. EA 1238. The British Museum label for this object says that "this head is carved in the style of the early Eighteenth Dynasty and probably represents king Thutmose I
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://nieblaysombras.blogspot.com/ En línea
Semíramis
Admin


Cantidad de envíos : 45883
Localisation : KV 43
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: Re: El esplendor de Egipto   Miér Feb 17, 2016 12:48 am



stone block with relief at Karnak Temple

Thutmosis II
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://nieblaysombras.blogspot.com/ En línea
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El esplendor de Egipto   Hoy a las 12:17 am

Volver arriba Ir abajo
 
El esplendor de Egipto
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 2.Ir a la página : 1, 2  Siguiente
 Temas similares
-
» El esplendor de Egipto
» ¿PERIODO DE ESPLENDOR?
» atentados en Egipto
» ¿LA SAGRADA FAMILIA SE FUE A NAZARET O A EGIPTO?
» Vacaciones Egipto

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
egiptomaníacos2007 :: 

HISTORIA DEL EGIPTO FARAÓNICO

 :: Faraones y Dinastías
-
Cambiar a: