egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Un rincón en el tiempo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Maat



Cantidad de envíos : 10301
Fecha de inscripción : 17/06/2007

MensajeTema: Un rincón en el tiempo   Sáb Ene 30, 2010 11:59 pm

MARUJA TORRES PERDONEN QUE NO ME LEVANTE




Un rincón en el tiempo


MARUJA TORRES 31/01/2010


En pleno centro de El Cairo, a pocos metros de Midan al Tahir y de la
imponente mole del kafkiano edificio oficial conocido como la Mugamma, se
encuentra un paraíso de silencio y belleza, en cuyo interior bien podría
encontrarse estudiando planos y atlas el
paciente inglés, si no fuera
porque éste más bien resulta aquí un anacronismo histórico, además de una cursi
molestia.
Hablo de la Sociedad Geográfica Egipcia, cuyo nombre figura, en árabe y en
francés, en el friso de un encantador palacete colonial. Por menos de tres
euros, y una propina a Ragab, que me hizo de guía, entré en un mundo para el que
no me hallaba preparada, aunque algún amigo me había puesto sobre aviso. Y, por
encima de todo, dejé atrás un mundo, el actual, el mío, para el que a veces
pienso que tampoco estoy hecha.
Belleza, historia, geografía, el tufo a un pasado embellecido por una mirada
nostálgica -y poco feraz: pero deliciosa-, todo eso se reúne bajo los techos
artesonados con ricas maderas trabajadas con motivos árabes e islámicos, de
colores inesperadamente vivaces y policromados de ensueño. Una enorme nave se
abre en la planta baja, dividida en salón de actos y biblioteca. Diversas
donaciones, desde que la institución -que tiene carácter no gubernamental- fue
fundada en 1875, en tiempos del khedive (virrey bajo el Imperio Otomano)
Ismail, han aumentado hasta 2.500 el número de volúmenes, en árabe y en muchas
otras lenguas, que se aprietan en las estanterías. En las paredes, mapas del
Delta del Nilo realizados en tiempos antiguos, otros no menos añejos -obsequio
de embajadores alemanes- muestran el dibujo de una Europa central ya
desaparecida para siempre. En la biblioteca, dos muchachas egipcias estudian y
consultan libros y atlas. Hay un precioso silencio y una pregunta mía: ¿Qué
tengo que hacer para venir aquí a trabajar y consultar? Pagar una pequeña cuota
anual. Es el paraíso. Más allá de las vidrieras coloreadas, la calle cairota.
Pero aquí no nos alcanza su agónico resuello.
En la parte de la nave destinada a conferencias, tres cuerpos de
sillas plegables -datan de finales del XIX: eran una innovación- se despliegan
frente a un majestuoso púlpito-tarima de madera que usan los conferenciantes.
Los asientos abatibles de las sillas poseen un mecanismo sencillo para que no
hagan ruido al abrirse: un aplique hueco al que suele ponerse algodón.
Aquí encontrarán ustedes, además de paz, lo mejor que el colonialismo dejó
-libros, conocimientos, mapas, avances- y lo más apreciable de la cultura
egipcia, es decir, su inventiva y su sofisticación, hoy tan amenazada por la
embestida de todos los fanatismos. Si no se desmayan ustedes ante una mesa
marqueteada en madreperla, que servía para estudiar los rollos de mapas,
es que tienen que rezar un réquiem por su sensibilidad artística. Diseñada por
la propia Sociedad Geográfica, consiste en una amplia superficie rectangular
rematada, a izquierda y derecha, por dos cilindros dotados de una pequeña
manivela. Así los rollos de mapas iban avanzando o retrocediendo a gusto del
consumidor.
Hay juguetes antiquísimos y objetos étnicos del Alto y Bajo Egipto,
pero la joya del lugar, aquella ante la que visitante, guía y cuidador de la
sala contienen el aliento -ellos, por orgullo; yo, por la sorpresa- es la
estancia que reúne uno de los principales motivos por los que este país sigue en
pie: el canal de Suez. Lo más enternecedor de esta muestra de la magistral obra
de ingeniería diseñada por Ferdinand de Lesseps son los panoramas, esas
escenas tridimensionales cuya ingenuidad corre pareja con su ingenio. Detenerse
ante los diferentes cuadros produce, si no nostalgia, sí un inexplicable
flashback hacia lugares y momentos que uno sólo conoce por lecturas. Ahí
está la emperatriz Eugenia de Montijo asistiendo a la inauguración del canal y
recibiendo las apasionadas explicaciones de Lesseps. Sobre todo, ahí está ese
panorama de diez minutos de duración que le hace sentirse a uno en la
proa de un barco a vapor, rodeado de lánguidos colonialistas, mientras el buque
avanza canal abajo, y dos fantasiosas pinturas en movimiento producen la
impresión de que, efectivamente, uno se adentra hacia el mar Rojo, con Asia a la
izquierda, y a la derecha, África.
Créanme, todavía hay cosas en esta vida que cuestan poco dinero y dan muchas
satisfacciones. Visitar la Sociedad Geográfica es una de ellas.
http://www.elpais.com/articulo/portada/rincon/tiempo/elpepusoceps/20100131elpepspor_1/Tes
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Semíramis
Admin


Cantidad de envíos : 45960
Localisation : KV 43
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: Un rincón en el tiempo   Dom Ene 31, 2010 1:26 am

ah, pues puede ser interesante darse una vuelta por allí.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://nieblaysombras.blogspot.com/
miguelangel_1980



Cantidad de envíos : 1177
Edad : 36
Fecha de inscripción : 05/07/2007

MensajeTema: Re: Un rincón en el tiempo   Dom Ene 31, 2010 5:16 am

interesante, muchas gracias por el artículo
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Un rincón en el tiempo   Hoy a las 3:13 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Un rincón en el tiempo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» TIEMPO PARA TI
» Dudas sobre tiempo parcial y maternidad.
» "EL TIEMPO LIBRE"
» Socotra : Una isla detenida en el tiempo
» Por que mi tiempo no es tu tiempo y tu tiempo tampoco es el mio...

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
egiptomaníacos2007 :: 

OFF TOPIC

 :: Off Topic
-
Cambiar a: