egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Egipto, el encanto del pasado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Maat



Cantidad de envíos : 10301
Fecha de inscripción : 17/06/2007

MensajeTema: Egipto, el encanto del pasado   Mar Feb 16, 2010 11:36 pm

Egipto, el encanto del pasado
Este país norteafricano es un lugar que explota hábilmente sus numerosos tesoros culturales. Tanto las instituciones como la población de a pie saben que el turismo es un medio de vida irrenunciable, y eso se refleja en un trato exquisito y familiar
ÁLVARO GARRITZ OIARTZUN Hay lugares en la Tierra que nos recuerdan que somos simples seres efímeros y que existen otras realidades que permanecerán en el tiempo, pase lo que pase. Egipto es uno de esos sitios que, inevitablemente, hacen al viajero retroceder 4.000 años en el tiempo y sentirse parte de una gran nación que dejó su huella para que unos cuantos privilegiados pudiesen contemplarla mucho tiempo después.

Antaño, Egipto se levantó sobre los brazos de los esclavos, unos esclavos que entendían que faraón era igual que dios y que ellos debían aceptar su destino con resignación. De esa resignación nacieron obras de arte como las pirámides o Abu Simbel, los templos de Ramsés II y Nefertari, que se levantan en medio del desierto para mostrar la majestuosidad del reino más poderoso de la Edad Antigua. Por otra parte, un estudio elaborado por Zahi Hawass, arqueólogo especialista en la cultura egipcia, sostiene que aquellos que construyeron las pirámides no eran esclavos, sino trabajadores libres que, según los escritos y grabados, llegaron a ser “amigos del faraón”.

Los habitantes actuales han asumido también que formanparte delTercer Mundo y que deben aprovechar al máximo las riquezas que tienen para mejorar su existencia. Así pues, el turismo es la principal actividad económica del país, un turismo que se basa en la mera contemplación y en la admiración de monumentos que el Gobierno mantiene de la mejor manera posible, para que sean los turistas los que piensen que ha merecido la pena el viaje.

El Nilo, el río más importante del continente africano, nace en Níger y desemboca a pocas millas de El Cairo. Este río ha sido, es y será una vía de comunicación y el germen de poderosos pueblos. Tanto es así que el Imperio Egipcio se cimentó a orillas de este caudal, y las ciudades más importantes del país, como son Luxor, Aswán y El Cairo, amanecen y anochecen al albur de sus orillas. De este río sorprende su inmensidad. Hay zonas en las que, si se mira desde una orilla, no se puede ver la otra. ¿Para qué se necesita mar entonces? Por desgracia, la escasa limpieza de sus aguas también es reseñable. A lo largo de todo el caudal se ven grandes barcos, la mayoría cruceros turísticos que zarpan desde Luxor hasta Aswán, situada en la parte meridional del país, y que es conocida por la descomunal presa construida a principios del siglo pasado y que sirve para controlar las subidas del río en la estación lluviosa.

UN MISMO RÍO, VARIAS GENTES

Egipto se compone de diferentes etnias. La mayoría son de origen árabe y profesan la religión musulmana. Su aspecto tradicional se lo proporciona la chilaba, esa prenda que cubre desde el busto hasta los pies y que puede variar de colores según el gusto del portador. El aspecto de las calles cambia según la zona del país en la que se encuentre el viajero. En Luxor, la ciudad más importante del sur del país, hay pocas mujeres por las calles, realmente pocas, y las que se ven van cubiertas de los pies a la cabeza por túnicas negras, con sus ojos rasgados y hastiados por el paso del tiempo, así como por el respeto hacia unas costumbres poco benévolas con ellas. Se refugian tras sus vestimentas y pasean por la ciudad de la forma más discreta posible, observando el ir y venir de los extranjeros que deambulan entre perdidos y maravillados por todo lo que les ofrece esta cultura. Por contra, los hombres charlan alegremente entre ellos y comentan la actitud de todos aquellos foráneos a los que seguramente nunca volverán a ver.

En todos los rincones aparecen vendedores ambulantes, muchos de ellos niños que portan los objetos más emblemáticos del país. Ese es el caso de las pulseras con escarabajos azules. “¡Escarabajo, un euro!, ¡escarabajo, un euro!”, se escucha como si se tratase de un eco constante.

EL ARTE EL REGATEO

Como en tantos otros países del tercer mundo, son los propios nativos los que van en busca del turista para ofrecerle objetos y baratijas. Entra entonces en juego una de las costumbres más arraigadas en la cultura egipcia: el regateo, concepto según el cual los naturales del país ofrecerán un objeto por un precio mucho más alto del que realmente piensan que deben cobrar, esperando la contraoferta de su interlocutor. Un consejo: hay que pensar antes de comprar cuánto se pretende pagar y hay que prestar atención a los gestos del comerciante.

Si el vendedor ofrece un pañuelo, una pulsera o algún tipo de objeto simbólico como regalo, no significará tal cosa. Lo que realmente quiere decir es que cuando nos volvamos a encontrar en otra ocasión con el mismo comerciante nos llamará para que acudamos a su puesto y, necesariamente, compremos algo.

Suele correr el bulo de que estas gentes son poco fiables. Nada más lejos de la realidad, pues la palabra es algo que para ellos tiene un valor incalculable. Pero no conviene tampoco confiarse; siempre hay que tratar de buscar la medida justa y capear la elocuencia del vendedor para tratar de llegar a un acuerdo.De hecho, para cualquier turista occidental, Egipto es un país donde las cosas están disponibles a un precio muy económico, y para muchos habitantes de este país, el turismo, el comercio y en definitiva, el arte del regateo, supone una forma de vida.

Muchos conocedores de Egipto aseguran que el regateo es uno de los pocos legados cedidos por los británicos durante la época colonial. Lo cierto es que a esta forma de compraventa los nativos del país le han sabido sacar todo el jugo.

El regateo no sólo funciona con objetos, sino también con servicios que ofrece la población y que muchas veces también las agencias de viajes ponen a disposición del turista. Éste es el caso del paseo en faluca, una pequeña barca típica que teóricamente usaban los faraones para sus desplazamientos.

LOS NUBIOS, LOS OLVIDADOS

En Aswán se puede conocer la cultura nubia, una civilización milenaria que ya formaba parte de la idiosincrasia del país del Nilo antes de la llegada de la cultura faraónica.

Actualmente, los nubios cuentan con pasaporte egipcio y están integrados en el país, si bien en la antigüedad fueron uno de los grupos más combativos con los que tuvieron que lidiar las más altas instituciones del Imperio Egipcio. De hecho, los templos de Nefertari y Ramses II, construidos en Abu Simbel, eran concebidos como un signo de grandeza y una amenaza para los rebeldes nubios. Actualmente, esta civilización minoritaria vive en poblados apartados de las grandes ciudades, y su ámbito geográfico se sitúa al sur del país, desde Luxor hasta Aswán. Son personas con rasgos más propios de gentes provenientes del África subsahariana. Se caracterizan por ser muy acogedores y por estar dispuestos a mostrar todas sus peculiaridades a los turistas.

Claro está que no regalan nada; todo se paga, y las propinas están a la orden del día. Una vez solucionado el dilema del precio, son gente fiable y abierta, que mostrará al viajero su forma de vida y el intesuponer una aparatosa caída. Los guías ríen a carcajadas viendo las caras de pavor y sorpresa de los turistas, y observan, bien sujetando las riendas, bien desde una distancia prudente, el discurrir de los acontecimientos.

UN REGRESO INMINENTE

Egipto es un país que esconde multitud de secretos. Si hubiese que contar todos, no bastaría con hacer un viaje de una semana. De hecho, es uno de esos lugares que no deja indiferente a nadie. Quizá sea por lo enigmático del desierto, por las reminiscencias de lo que un día fue, por la humildad de sus gentes o por la belleza de sus parajes, pero el deseo de volver y ver más cosas o plantearse un viaje independiente de un grupo turístico y mezclarse con los naturales del país cala en los corazones de todo viajero. Es un lugar que siempre deja la puerta abierta al regreso, uno de esos sitios que muestra la vida tal y como es, por supuesto, si se quiere ver.

GUÍA PRÁCTICA

● Cuándo ir: Egipto es un país extremadamente caluroso. El 94% de su territorio es desierto, por lo que las temperaturas son muy altas. Por este motivo, es aconsejable viajar desde noviembre hasta abril.

● Moneda: La moneda oficial es la libra egipcia, que se divide en 100 piastras. Un euro son aproximadamente 7 libras, y el cambio se puede realizar en cualquier banco, o bien por medio del guía del grupo.

● Cómo pagar: Muchos nativos ofrecerán la posibilidad de que se les pague en euros. Sin embargo, conviene utilizar la moneda nacional. Además, es recomendable llevar siempre billetes pequeños en la cartera.

● Transporte: El medio de transporte más utilizado en las ciudades es el taxi. Es muy fácil coger uno en cualquier localidad, si bien es imprescindible negociar el precio antes de iniciar el viaje, y contar siempre con dejar algo de propina.

● Alimentación: Se recomienda ingerir mucha cantidad de arroz, pasta y carnes, para paliar los efectos de las salsas especiadas, muy comunes en los platos del lugar. Además, no se debe ingerir agua del grifo; aunque sea potable, el organismo del turista no está preparado para asimilarla y puede provocar descomposición. Tampoco es conveniente ingerir verduras crudas que hayan sido pasadas por agua ni bebidas con hielo.
http://www.deia.com/2010/02/16/ocio-y-cultura/viajes/egipto-el-encanto-del-pasado
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Sethekhepeshef



Cantidad de envíos : 590
Fecha de inscripción : 01/07/2008

MensajeTema: Re: Egipto, el encanto del pasado   Sáb Feb 20, 2010 1:44 am

Lo del regateo es un arte para el que no todos valemos
saludos a todos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
Egipto, el encanto del pasado
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Familia Real de Egipto
» Es el momento de descubrir los oasis de Egipto
» Oasis de Egipto. Fotos, informacion, datos, curiosidades
» Fotos sellos Egipto
» Iconografia: barcos en el Antiguo Egipto

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
egiptomaníacos2007 :: 

OFF TOPIC

 :: Off Topic
-
Cambiar a: