egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 La huida a Egipto

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Maat



Cantidad de envíos : 10269
Fecha de inscripción : 17/06/2007

MensajeTema: La huida a Egipto   Mar Abr 06, 2010 11:27 pm

La huida a Egipto

MANUEL ÁNGEL MARTÍN Publicado Martes , 06-04-10 a las 08 : 32Hablo de huida porque no sólo se huye del mal, sino que alejarse de lo que uno aprecia en grado sumo exige a veces un tirón decisivo y rotundo que tiene algo de fuga. También del amor es necesario a veces escaparse. Así es que prescindir de la gozosa primavera y Semana Santa sevillanas para viajar lejos ha requerido impulso y razones como las que proporciona la posibilidad de sumarse a un grupo que de forma provechosa «huyó» a Egipto sin que le persiguiera ningún Herodes. La Fundación Itálica de Estudios Clásicos organizó un viaje cultural de diez días, de muchos kilómetros, de numerosos madrugones, de innumerables visitas y de perfecta organización con prestigiosa arqueóloga sevillana incluida. La cultura y el turismo están amenazados de tópicos y estereotipos, de subproductos y de falsificaciones. El turismo es tomado en serio por el lado de la oferta porque constituye un importante sector económico en cualquier país, pero por el lado de la demanda el turista es visto a veces como un consumidor estabulado, un devorador de productos estandarizados que abandona su libertad y su gusto en manos de guías y agencias de viajes. Añorante quizá de exploradores y viajeros románticos, hay quién afirma que la mejor manera de hacer turismo es encerrarse entre cuatro paredes y dejar que la imaginación vuele, y que los turistas son gentes que, cuando vuelven, sólo hablan de aeropuertos y hoteles sin haber incorporado a su vida algún añadido provechoso. Creo que en el caso de las setenta personas con las que en los últimos diez días he convivido muchas horas, no ha sido así.
Han visitado un país polvoriento, sucio, incompleto en sus ruinas antiguas e inacabado en sus edificios actuales, ruidoso, bullicioso y vital; organizado en su desorganización, merecedor de esa etiqueta tópica de «país de contrastes»; con una historia agitada y apasionante, y con un patrimonio artístico incomparable. Los egipcios dicen que van a Egipto cuando van a El Cairo, una ciudad con una población equivalente a la mitad de la española, y su PIB per cápita es de 5.500 dólares, casi la sexta parte del español. Nuestros «mil euristas» son allí algo menos que «cien euristas». Leo en los periódicos un discurso económico semejante al que se lleva en el resto del mundo, porque la globalización y la crisis han hecho a los países más iguales en su ignorancia y en su impotencia. El Ministro de Finanzas, Youseff Boutros Ghali, anuncia en una rueda de prensa, un déficit fiscal del 8,5% que se reducirá al 7,9% en el próximo ejercicio, que allí comienza en Julio. Prevé un crecimiento del 5,8%, un aumento de la inversión directa extranjera, un importante impulso a las infraestructuras, y propone una pensión máxima de 200 euros el mes. Todo suena muy conocido y ortodoxo, muy a lo que se está haciendo en cualquier país, aunque hay muchos factores estructurales diferenciadores, por ejemplo, la enorme tasa de analfabetismo, el subempleo y desempleo encubierto y los enquistados desequilibrios económicos básicos. Quien fuera el granero de Roma es hoy el mayor importador de trigo del mundo. Pero sobre todo, se palpa que es el deficiente funcionamiento de las instituciones, condicionadas por la historia y los intereses creados, el que allí como acá, bloquea el progreso económico y el cambio social.
El grupo expedicionario ha viajado de norte a sur y de sur a norte, y lo visto y oído exigirá una larga y pausada digestión. En la memoria queda de fondo inevitable el desierto, el viejo y sabio Nilo, la bahía de Alejandría, y un mágico cielo de sol y luna lleno. Las referencias culturales serán las que cada cual disponga. Los países deben dotarse de objetivos, organización, mucha solidaridad y suficientes dosis de iniciativa individual. Todo eso lo tuvo el grupo, y por eso la huida a Egipto tuvo un resultado feliz.


http://www.abcdesevilla.es/20100406/sevilla-opinion-firmas/huida-egipto-201004060832.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
La huida a Egipto
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Familia Real de Egipto
» Es el momento de descubrir los oasis de Egipto
» Oasis de Egipto. Fotos, informacion, datos, curiosidades
» Fotos sellos Egipto
» Iconografia: barcos en el Antiguo Egipto

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
egiptomaníacos2007 :: 

OFF TOPIC

 :: Off Topic
-
Cambiar a: