egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Somos un poco neandertales

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Maat



Cantidad de envíos : 10269
Fecha de inscripción : 17/06/2007

MensajeTema: Somos un poco neandertales   Vie Mayo 07, 2010 6:43 am

Somos un poco neandertales

Luis Alfonso Gámez

Los humanos modernos se hibridaron con los neandertales tras salir de África y antes de conquistar Eurasia.Los no africanos llevamos en nuestro ADN entre un 1% y un 4% de material genético de origen neandertal.El equipo internacional de científicos que ha elaborado el primer borrador del genoma neandertal ha descubierto que todos los humanos no africanos compartimos entre un 1% y un 4% de nuestro ADN con ese homínido extinto. Según los autores del estudio, que publica hoy la revista ‘Science’, esa porción del genoma es la prueba de una hibridación que ocurrió muy poco después de que los primeros ‘Homo sapiens’ abandonaran África. Hace entre 50.000 y 80.000 años, un pequeño grupo de nuestros antepasados –como mucho, unos centenares– se encontró en Oriente Próximo u Oriente Medio con poblaciones neandertales, y ambas Humanidades se mezclaron. Cuando luego nuestros ancestros se multiplicaron, dividieron y expandieron por Eurasia, portaban ya material neandertal en su genoma.
Los neandertales aparecieron en Europa entre hace 200.000 y 300.000 años. Descendían de homínidos que habían abandonado África hace unos 2 millones de años. Eran más bajos y fornidos que nosotros, y también hábiles fabricantes de herramientas. Se extinguieron hace unos 27.000 años, tras la llegada al continente de los ‘Homo sapiens’, los nuestros, procedentes de África. Los primeros restos de neandertal se encontraron en la cueva belga de Engis en 1829; pero la especie no fue bautizada hasta 1857, tras el hallazgo de parte de un cráneo y otras piezas en el valle de Neander (Alemania).
83 genes diferentes
Para obtener el ADN necesario para la secuenciación del genoma neandertal, un equipo internacional dirigido por Svante Pääbo, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, ha utilizado restos de ese homínido procedentes de los yacimientos de Vindija (Croacia), Mezmaiskaya (Rusia), Feldhofer (Alemania) y la cueva de El Sidrón (Asturias). El análisis preliminar de la secuencia y su comparación con cinco genomas de humanos actuales –un sudafricano San, un Yoruba, un chino Han, un francés y un nativo de Papúa-Nueva Guinea– ha permitido identificar 83 genes diferentes entre los neandertales y nosotros, y descubrir que hubo hibridación entre ambas especies, un fenómeno que no afectó a los ‘Homo sapiens’ que se quedaron en África.
«Los humanos no africanos llevamos ADN neandertal en, al menos, 10 de los 23 cromosomas», indica Carles Lalueza-Fox, paleogenetista de la Universidad Pompeu Fabra, codirector del proyecto de El Sidrón y uno de los coautores del trabajo. La presencia de material de ese homínido en similar proporción en poblaciones actuales europeas, asiáticas y oceánicas, y su ausencia en las africanas, apunta a que el episodio sexual tuvo que tener lugar poco después de que los antepasados de todos los no africanos salieran del continente y antes de que esa población registrara una explosión demográfica y se distribuyera por Eurasia.
«Fue un intercambio genético no muy intenso; pero, como el grupo de ‘Homo sapiens’ implicado era muy pequeño y estaba en expansión, tuvo impacto en toda la población», explica otro de los autores de la investigación, el paleontólogo Antonio Rosas, del Museo Nacional de Ciencias Naturales y también codirector de las excavaciones de El Sidrón. Y, por eso, como indica Pääbo, ese pariente que creíamos muerto no lo está por completo. «En cierto sentido, los neandertales no se han extinguido. Viven en algunos de nosotros», recuerda el paleogenetista sueco.
Las diferencias entre humanos modernos y neandertales se localizan en 83 genes relacionados con funciones cognitivas; fisiología y anatomía de la piel; y desarrollo esquelético, especialmente del cráneo. «Todos estos son resultados importantes, pero es sólo el principio», advierte Rosas. Para ver la diferente expresión de los genes propios de los ‘Homo sapiens’ y los neandertales, los científicos tendrán que poner a prueba algunos de esos hallazgos en cultivos y otros en modelos animales


http://www.elcorreo.com/vizcaya/20100506/mas-actualidad/sociedad/somos-poco-neandertales-201005061959.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
mauriciomigueld.f.



Cantidad de envíos : 544
Fecha de inscripción : 23/11/2008

MensajeTema: Re: Somos un poco neandertales   Dom Mayo 09, 2010 3:53 pm

Maat escribió:
Somos un poco neandertales

Luis Alfonso Gámez

Los humanos modernos se hibridaron con los neandertales tras salir de África y antes de conquistar Eurasia.Los no africanos llevamos en nuestro ADN entre un 1% y un 4% de material genético de origen neandertal.El equipo internacional de científicos que ha elaborado el primer borrador del genoma neandertal ha descubierto que todos los humanos no africanos compartimos entre un 1% y un 4% de nuestro ADN con ese homínido extinto. Según los autores del estudio, que publica hoy la revista ‘Science’, esa porción del genoma es la prueba de una hibridación que ocurrió muy poco después de que los primeros ‘Homo sapiens’ abandonaran África. Hace entre 50.000 y 80.000 años, un pequeño grupo de nuestros antepasados –como mucho, unos centenares– se encontró en Oriente Próximo u Oriente Medio con poblaciones neandertales, y ambas Humanidades se mezclaron. Cuando luego nuestros ancestros se multiplicaron, dividieron y expandieron por Eurasia, portaban ya material neandertal en su genoma.
Los neandertales aparecieron en Europa entre hace 200.000 y 300.000 años. Descendían de homínidos que habían abandonado África hace unos 2 millones de años. Eran más bajos y fornidos que nosotros, y también hábiles fabricantes de herramientas. Se extinguieron hace unos 27.000 años, tras la llegada al continente de los ‘Homo sapiens’, los nuestros, procedentes de África. Los primeros restos de neandertal se encontraron en la cueva belga de Engis en 1829; pero la especie no fue bautizada hasta 1857, tras el hallazgo de parte de un cráneo y otras piezas en el valle de Neander (Alemania).
83 genes diferentes
Para obtener el ADN necesario para la secuenciación del genoma neandertal, un equipo internacional dirigido por Svante Pääbo, del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, ha utilizado restos de ese homínido procedentes de los yacimientos de Vindija (Croacia), Mezmaiskaya (Rusia), Feldhofer (Alemania) y la cueva de El Sidrón (Asturias). El análisis preliminar de la secuencia y su comparación con cinco genomas de humanos actuales –un sudafricano San, un Yoruba, un chino Han, un francés y un nativo de Papúa-Nueva Guinea– ha permitido identificar 83 genes diferentes entre los neandertales y nosotros, y descubrir que hubo hibridación entre ambas especies, un fenómeno que no afectó a los ‘Homo sapiens’ que se quedaron en África.
«Los humanos no africanos llevamos ADN neandertal en, al menos, 10 de los 23 cromosomas», indica Carles Lalueza-Fox, paleogenetista de la Universidad Pompeu Fabra, codirector del proyecto de El Sidrón y uno de los coautores del trabajo. La presencia de material de ese homínido en similar proporción en poblaciones actuales europeas, asiáticas y oceánicas, y su ausencia en las africanas, apunta a que el episodio sexual tuvo que tener lugar poco después de que los antepasados de todos los no africanos salieran del continente y antes de que esa población registrara una explosión demográfica y se distribuyera por Eurasia.
«Fue un intercambio genético no muy intenso; pero, como el grupo de ‘Homo sapiens’ implicado era muy pequeño y estaba en expansión, tuvo impacto en toda la población», explica otro de los autores de la investigación, el paleontólogo Antonio Rosas, del Museo Nacional de Ciencias Naturales y también codirector de las excavaciones de El Sidrón. Y, por eso, como indica Pääbo, ese pariente que creíamos muerto no lo está por completo. «En cierto sentido, los neandertales no se han extinguido. Viven en algunos de nosotros», recuerda el paleogenetista sueco.
Las diferencias entre humanos modernos y neandertales se localizan en 83 genes relacionados con funciones cognitivas; fisiología y anatomía de la piel; y desarrollo esquelético, especialmente del cráneo. «Todos estos son resultados importantes, pero es sólo el principio», advierte Rosas. Para ver la diferente expresión de los genes propios de los ‘Homo sapiens’ y los neandertales, los científicos tendrán que poner a prueba algunos de esos hallazgos en cultivos y otros en modelos animales


http://www.elcorreo.com/vizcaya/20100506/mas-actualidad/sociedad/somos-poco-neandertales-201005061959.html

sí, lo somos What a Face
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Maat



Cantidad de envíos : 10269
Fecha de inscripción : 17/06/2007

MensajeTema: Somos un poco neandertales   Miér Mayo 12, 2010 12:22 am

UN NUEVO PRIMATE COMPLICA LA COMPRENSIÓN DE LA EVOLUCIÓN

Unos dientes hallados en el norte de Egipto revela la existencia de un primate hasta ahora indocumentado, altamente especializado, que ha recibido el nombre de Nosmips aenigmaticus. Vivió en África cerca de 37 millones de años.

Europa Press
La diferencia está en los dientes. Un mosaico impar de caracteres dentarios recientemente descubierto en el norte de Egipto revela la existencia de un primate hasta ahora indocumentado, altamente especializado, que ha recibido el nombre de 'Nosmips aenigmaticus'. Vivió en África cerca de 37 millones de años.

Debido a que sólo se conocen sus dientes, los paleontólogos que lo han investigado no saben cómo podía ser su cuerpo, pero opinan que posiblemente representa un linaje antiguo de África cuyo descubrimiento hace que la evolución temprana de primates en ese continente sea más complicada de lo que se pensaba.

"Esto supone una especie de shock en la búsqueda para encontrar un primate que desafía las clasificaciones", dijo el investigador principal y profesor asistente de Ciencias Anatómicas Erik Seiffert de la Universidad Stony Brook de Nueva York.

Seiffert dice que durante los últimos 30 años más o menos, tres grandes grupos de primates se establecieron como presentes en África hace unos 55 hasta 34 millones años: los monos tempranos, los primates como el lemur, y un grupo extinto llamado adapiformes. Pero los dientes del primate recién descubierto en Nosmips datan del mismo tiempo. Es más, los dientes sugieren que podría ser una rareza evolutiva que no está estrechamente vinculado a ninguno de estos grupos. Esta investigación se publica en el último número de Proceedings.

"Cuando encuentras los dientes de un primate fósil, por lo general es bastante claro dónde encaja en el árbol de familia", dijo Seiffert. "Sólo hay unas pocas especies y nadie está de acuerdo en la ubicación del nuevo hallazgo, que realmente no se puede colocar en ninguno de los principales grupos de primates. Estos fósiles misterio tienen algo importante que decirnos acerca de la evolución de los primates", dijo.

Sui géneris



Ahora mismo Nosmips es uno de esos raros fósiles misterio y hasta ahora sólo se conoce por 12 dientes, la mayoría de los cuales se encontraron aislados en un lugar de la depresión de Fayum, a unos 40 kilómetros de El Cairo, Egipto. Los descubrimientos han sido resultado del trabajo durante varias temporadas de campo durante nueve años.

Los paleontólogos suelen identificar los fósiles de primates con los dientes porque los dientes son las partes más duraderas del cuerpo y es más probable que fosilicen, y así tienen más probabilidades de ser recuperados.

"Tuvimos suerte de encontrar incluso dos dientes de Nosmips en cada temporada de campo a lo largo de los nueve años", dijo Seiffert.

El análisis muestra que en Nosmips había una rara combinación de premolares ampliada y alargada con molares superiores simples. También tuvo premolares que habían tomado la forma de los molares, en lugar de ser relativamente sencillos, como en la mayoría de los otros primates. "Nosmips parece ser miembro altamente especializado y de un linaje no muy antiguo entre los primates endémicos de África", afirmó.

Los investigadores señalan que Nosmips vivía al lado de otro primate especializado llamado Afradapis, que describió el mismo equipo el año pasado en un artículo en la revista Nature. Seiffert y sus colegas compararon los dientes de estas especies extinguidas con los de los primates vivos, y determinó que en Afradapis había adaptaciones para comer hojas, mientras que Nosmips probablemente comía más frutas e insectos.

"A medida que pasa el tiempo y se hacen más descubrimientos, será fascinante ver cómo los diferentes linajes han contribuido a la diversidad de primates en el Eoceno de África", dijo Seiffert.

http://www.andaluciainvestiga.com/espanol/noticias/4/9607.asp
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Somos un poco neandertales   Hoy a las 8:47 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Somos un poco neandertales
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Somos un poco neandertales
» Frases ironicas con un poco de verdad!!
» esoy un poco desanimado..
» cuantos somos en desarrollo comunitario
» QUÉ POCO HA DURADO.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
egiptomaníacos2007 :: 

OFF TOPIC

 :: Off Topic
-
Cambiar a: