egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 A.I pide firmas para parar la masacre en Libia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Raul



Cantidad de envíos : 1499
Fecha de inscripción : 29/07/2010

MensajeTema: A.I pide firmas para parar la masacre en Libia   Jue Feb 24, 2011 1:10 am

Libia: La represión debe cesa
rEl coronel Gadafi y su gobierno parecen estar dispuestos a matar a la gente que haga falta para seguir en el poder. Autor: Crethi Plethi bajo licencia CC BY-NC-SA 2.0Ya somos 31.960 firmantes

Las protestas pidiendo reformas, libertad y derechos humanos que en los últimos meses han recorrido algunos países del Norte de África y Oriente Medio han llegado a Libia. Al igual que en el resto de países, la sociedad libia quiere que los aires de libertad y reforma también se instalen en su país. Por ello, miles de personas ha salido a la calle en diferentes ciudades para reclamar de forma pacífica sus derechos y su libertad.

La respuesta de las autoridades libias a estas manifestaciones ha sido totalmente desproporcionada. Todo parece indicar que el coronel Gadafi ha ordenado a las fuerzas de seguridad que sofoquen las protestas prácticamente a cualquier precio, y ese precio lo está pagando la gente de Libia con sus vidas, creándose así una situación alarmante. En los últimos días, las fuerzas de seguridad no han tenido ningún reparo en utilizar medios letales como ametralladoras y otras armas contra los manifestantes, causando centenares de víctimas mortales. Les habrían disparado incluso desde el aire. Los hospitales están llenos de cadáveres con disparos en la cabeza, el pecho o el cuello, indicios claros de que se está disparando a matar.

El pasado 20 de febrero, Saif al Islam al Gadafi, hijo del coronel Gadafi, declaró que el ejército “hará lo que sea al precio que sea” para acabar con las protestas, y que las autoridades “combatirán hasta el último hombre, la última mujer y la última bala”. Declaraciones como estas, sumadas a la violenta represión de las protestas, dejan claro que el coronel Gadafi y su gobierno están dispuestos a pasar por encima de la sociedad para seguir en el poder.

Ante estos hechos, la comunidad internacional no puede permanecer impasible, es necesario que se tomen medidas inmediatas para proteger a los manifestantes y a la población en general, empezando por un embargo total de armas a Libia. Las fuerzas de seguridad libias deben dejar de disparar contra los manifestantes y contra la sociedad civil. El coronel Gadafi debe parar de forma inmediata la violencia que está usando para reprimir a los manifestantes.

http://www.es.amnesty.org/actua/acciones/libia-la-represion-debe-cesar/
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raul



Cantidad de envíos : 1499
Fecha de inscripción : 29/07/2010

MensajeTema: Re: A.I pide firmas para parar la masacre en Libia   Jue Feb 24, 2011 1:13 am

Gadafi se atrinchera en Trípoli tras perder ciudades al este y al oeste
Los rebeldes controlan nuevas ciudades y arrinconan al régimen en la capital.- Italia sostiene que la represión de las protestas se ha cobrado ya 1.000 muertos.- El régimen amenaza a los periodistas internacionales al asegurar que los considera "colaboradores de Al Qaeda"
ÁLVARO DE CÓZAR / Ras el Adjir (Enviado Especial) 24/02/2011

El sabor de la libertad recuperada es intenso y contagioso y las ciudades del oeste de Libia también parecen querer experimentarlo. Hasta el martes, la revuelta solo llegaba hasta el este, a lugares como Bengasi y Tobruk, donde miles de personas han tomado el control. Sus compatriotas del oeste se les unieron ayer, según los testimonios de los que huyen de los enfrentamientos y se refugian en Túnez.

La revuelta libia mantiene el vigor pese a las amenazas pronunciadas el martes por Muamar el Gadafi, el dictador que dirige el país desde hace 42 años. En el oeste, se están produciendo fuertes combates, según testigos que llegan a la frontera con Túnez. La situación de los partidarios de Gadafi es tan desesperada que 17 pilotos de la Fuerza Aérea de Libia han sido ejecutados en Trípoli tras negarse a bombardear barrios en poder de los rebeldes de la ciudad de Zauia, a 44 kilómetros de la capital, según fuentes libias relacionadas con el Ejército, informa Ignacio Cembrero. El diario Quryna -perteneciente a un grupo mediático propiedad de un hijo de Gadafi- informa de que un avión militar se ha estrellado a las afueras de la ciudad, sin causar víctimas. El motivo: el piloto y el copiloto del aparato, un Sukoi 22, han saltado en paracaídas para evitar cumplir la orden de bombardear la ciudad.

Los informes de los refugiados que cruzan la frontera hacia Libia dan cuenta de que los combates son muy intensos tanto en las ciudades como en las carreteras. De confirmarse los informes, Gadafi prácticamente no controlaría más que el sur de Trípoli. Esos informes dicen que los 200 kilómetros que separan el puesto fronterizo de Ras el Adjir (oeste) de Trípoli están llenos de retenes controlados por soldados libios, todavía seguidores del dictador. Sin embargo, en al menos tres ciudades de ese trayecto, Zuara, Zauiya y Sabratha, así como Musratha, más al este de la capital, los rebeldes han conseguido vencer. Otras fuentes señalan que solo van camino de ello. Los rebeldes en esa zona entre la carretera que bordea la costa y las montañas son tres tribus que parecen haberse hecho con el control: nawayel, loregim y jewailed.

En cualquier caso, lo que parece claro es que la estrategia de dejar el este en manos de la revuelta y concentrar sus fuerzas en la parte occidental del país no está teniendo los resultados que esperaba Muamar el Gadafi, cada vez más arrinconado en la capital y cuya única fuerza son los soldados que aún le siguen y las milicias de mercenarios africanos, que han sembrado el pánico en Trípoli.

Todos los testimonios que llegan hasta la frontera desde allí les describen como hombres temibles armados que disparan y matan a todo aquel que encuentran a su paso. Ellos, según cuentan los refugiados, han convertido la capital del país en una ciudad fantasma. El aeropuerto de Trípoli, según contó una pasajera a la agencia Associated Press, era ayer "asediado" por miles de personas que pretendían salir del país y se había convertido en un "caos total".

El número de muertos sigue siendo todavía una incógnita y oscila entre los 300 declarados por el régimen, los 1.000 considerados verosímiles por el ministro de Exteriores italiano, Franco Frattini, y los 10.000 que señala un miembro libio de la Corte Penal Internacional (CPI), Sayed al Shanuka, en la cadena Al Arabiya.

En ese escenario, Gadafi se ha convertido en un hombre ensimismado por sus propios y largos discursos que pierde apoyos según pasan las horas. A las dimisiones de los ministros de Justicia y Emigración, se ha sumado la del ministro del Interior y antiguo compañero de armas, el general Abdulá Yunis, que anunció su adhesión a la denominada Revolución del 17 de Febrero, que reclama la salida del dictador. El ministro pidió al Ejército que se sume a los manifestantes y respalde sus demandas "legítimas". El exministro de Justicia Mustafá Abud al Jeleil ha asegurado que tiene "pruebas" de que Gadafi ordenó el atentado de Lockerbie, en el que 270 personas fallecieron en 1988.

Las autoridades de Malta negaron ayer permiso de aterrizaje para un avión libio a bordo del cual supuestamente viajaba Aisha Gadafi, hija del dictador, según informó Al Yazira. Ella misma desmintió poco después en una televisión estatal libia que hubiera abandonado el país, informa France Presse.

"Perderá y tendrá que irse o morirá en Trípoli, pero nada podrá evitar que el pueblo acabe con él", dice en el puesto fronterizo de Ras el Adjir un libio que se envuelve con la antigua bandera tricolor del reino de Libia (1951-1969) en lugar de la actual, de color verde, adoptada en 1977. Esa bandera todavía se divisa desde Túnez al final de la frontera, en la parte libia y todavía inaccesible. El puesto fronterizo es el punto de encuentro de periodistas, ONG y ciudadanos tunecinos que se acercan a ver la llegada de los refugiados, unos 10.000 en los dos últimos días, la mayoría tunecinos o de otras nacionalidades que trabajaban en Libia. A medida que iban pasando, cargados de maletas y bolsas de plástico, los tunecinos les recibían con algunos gritos utilizados en las protestas que acabaron hace más de un mes con la huida del dictador de Túnez, Ben Ali. "Dégage, dégage... [lárgate]. Lo gritamos entonces contra él y lo dijeron también los egipcios con Mubarak. Es el momento de los libios", comenta un habitante de la ciudad tunecina de Ben Gardan, a 35 kilómetros de la frontera, que se había desplazado hasta la aduana para dar la bienvenida a los refugiados.

Algunos de ellos mostraban pruebas de las medidas que el régimen está aplicando a los extranjeros. Un joven se quitó la camiseta delante de los periodistas y enseñó la espalda llena de marcas de haber recibido palos hasta la extenuación. "Soy tunecino y la policía de allí nos odia porque conseguimos lo que queríamos en Túnez, echar al dictador. Eso nos convierte en objetivo", explicaba.

Las informaciones que proceden de todo el país siguen sin estar confirmadas, pero poco a poco las imágenes van llegando, pese a los esfuerzos del régimen por desconectar a los libios, ya sea confiscando tarjetas de móvil o impidiendo el uso de Internet. La revolución libia se parece a la vivida por tunecinos y egipcios. La marea de informaciones desde las redes sociales o el portal de vídeos Youtube es imparable.

El Gobierno libio ha respondido con nuevas amenazas, señalando que una de las regiones orientales está bajo control de Al Qaeda y que los reporteros internacionales que han cruzado la frontera son considerados "colaboradores de Al Qaeda". El régimen, como hizo Gadafi en su discurso, sigue vinculando las revueltas con supuestos elementos terroristas para intentar legitimar así el desmedido uso de la fuerza que ha empleado en la represión. Mientras, la presión internacional sigue en aumento. Bruselas ha encargado ya una lista de posibles sanciones, una medida que también está estudiando Washington.

Peor en Bengasi, la segunda ciudad del país y principal bastión de la protesta, los manifestantes ya han tomado por completo el poder, según han podido comprobar reporteros de Reuters. Miles de personas ocupan las calles de esta localidad, situada 1.200 kilómetros al este de la capital, Trípoli, y festejan el fin del poder de Gadafi. La situación es similar a la del resto de ciudades. Testigos y periodistas que han logrado entrar en el país por Egipto confirman que la ciudad fronteriza de Musaid está también en manos de los manifestantes. Lo mismo pasa, avanzando 150 kilómetros hacia el oeste, en Tobruk, un puerto estratégico en el distrito más próximo a Egipto. Los militares decidieron apoyar allí las protestas y este miércoles, por primera vez, se han podido ver imágenes en directo de una manifestación anti-Gadafi porque han entrado televisiones internacionales.

http://www.elpais.com/articulo/internacional/rebeldes/avanzan/Tripoli/mientras/Gadafi/prepara/batalla/final/elpepuint/20110224elpepuint_3/Tes
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hathor3



Cantidad de envíos : 2450
Fecha de inscripción : 19/06/2010

MensajeTema: Re: A.I pide firmas para parar la masacre en Libia   Jue Feb 24, 2011 2:09 am

He visto en la televisión algunas imagenes y estan masacrando a hombres, mujeres y niños.
Es algo muy triste lo que pasa porque en el mundo árabe lo que piden es libertad.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
miguelangel_1980



Cantidad de envíos : 1177
Edad : 36
Fecha de inscripción : 05/07/2007

MensajeTema: Re: A.I pide firmas para parar la masacre en Libia   Jue Feb 24, 2011 5:32 am

es terrible lo q pasa...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raul



Cantidad de envíos : 1499
Fecha de inscripción : 29/07/2010

MensajeTema: Re: A.I pide firmas para parar la masacre en Libia   Vie Feb 25, 2011 12:10 am

Gadafi acumula tropas en Trípoli para la batalla final
El régimen lanza un desesperado contraataque para someter a dos ciudades cercanas a la capital - Las fuerzas de seguridad y los mercenarios disparan con ametralladoras
Á. DE CÓZAR / N. TESÓN | Ras el Ajdir / Shahat
Muamar el Gadafi ha perdido el control del este de Libia, una vez esfumados, detenidos o muertos los soldados y mercenarios que sembraron el terror durante días. Los leales al tirano contraatacaron ayer en una ciudad del oeste cercana a la frontera con Túnez, y en Musratha, ciudad a un centenar de kilómetros al este de Trípoli que a última hora del jueves Reuters aseguraba que había caído del lado de los rebeldes. La del Gobierno "es una acción desesperada", comentaban algunos rebeldes en Libia oriental, una zona liberada ya de la presencia del régimen. Pero Gadafi -también los dictadores tunecino y egipcio se aferraban al poder antes de su fuga o dimisión- parece dispuesto a no rendirse y acumula tropas y congrega a sus matones en la capital. Los enfrentamientos armados en el occidente del país entre los recién constituidos consejos populares y las fuerzas del coronel sirvieron ayer de preludio para lo que se aventura como el episodio final del dictador: la batalla de Trípoli. El enfrentamiento decisivo puede comenzar hoy mismo, viernes, el día santo del Islam, la jornada en la que invariablemente la oposición egipcia golpeó con más fuerza al régimen de Hosni Mubarak. Las protestas en la capital libia a partir de esta mañana ya se han anunciado.

Los 200 kilómetros de carretera que conducen hasta Trípoli desde la frontera con Túnez siguen controlados por soldados y brigadas especiales del Gobierno libio, según los testimonios de los refugiados que salen del país por el paso fronterizo de Ras el Ajdir. Sin embargo, varios pueblos y ciudades -entre ellas, Zuara, Sabratah y Zauiya- continúan desde el miércoles tomadas por los ciudadanos. Aun así, esta última ciudad recibió ayer un duro castigo por su rebelión. Fuerzas especiales de Gadafi y los mercenarios africanos del casco amarillo -ya célebres entre los libios por su crueldad- atacaron sin piedad a los habitantes de Zauiya, a 50 kilómetros de Trípoli y último punto en el mapa antes de llegar a Trípoli, donde se esconde Gadafi. Algunos testigos hablaban de que los matones dispararon con ametralladoras pesadas y lanzaron granadas. Los ataques dejaron 100 muertos, según el canal de televisión catarí Al Yazira.

De los acontecimientos en la capital, poco se sabe. Inaccesible para los medios de comunicación, lo que ocurre en Trípoli solo llega a través del teléfono a los familiares y amigos que permanecen en zonas controladas por los rebeldes. Desde la principal ciudad del país, Baha explica que están aterrorizados y que apenas se atreven a salir de casa por miedo a recibir un disparo de los esbirros de Gadafi. Los testimonios que se han podido acumular sobre la represión describen Trípoli como una zona de guerra con barricadas, disparos y razzias asesinas.


Un dictador encerrado en sí mismo

El dictador, cada vez más encerrado en sí mismo y en su verborrea, hizo ayer otra declaración por teléfono en la televisión pública, la tercera desde que empezaron las protestas el 15 de febrero. Gadafi abandonó el gesto duro que había protagonizado su discurso del miércoles y lo sustituyó por uno paternalista, más conciliador, pero que rozó lo demencial. "Son jóvenes de 17 años a los que les dan píldoras alucinógenas con las bebidas, la leche, o el Nescafé", dijo el gobernante libio refiriéndose a los ciudadanos que protagonizan la revuelta. Gadafi llamó "hijos de Libia" a los muertos que está dejando la revolución, aseguró que Bin Laden estaba detrás de la revuelta y pidió calma. Así despachó la semana en la que su país se ha levantado contra su tiranía. "Quien rinda las armas y muestre arrepentimiento no será perseguido legalmente. Los comités de la revolución [uno de los baluartes del régimen] llaman a cooperar a los ciudadanos y que informen sobre aquellos que han dirigido a los jóvenes o les han dado dinero, equipos, o los han intoxicado con píldoras alucinógenas", clamó Gadafi, quien todavía habla como si los alzados fueran un grupo que obedece consignas de turbias manos negras. El sátrapa negó que fuera posible ver en Libia lo que se ha visto en Túnez y Egipto, y apeló a su coletilla habitual de que "el poder está en manos del pueblo". "Bin Laden, ese es el enemigo que está manipulando a la gente".

En Shahat, en el este de Libia, los ciudadanos recibieron sus palabras con indignación y gritos de "carnicero" y "asesino". Muchos de los rebeldes libios que controlan el este del país protestaban contra lo que consideran una intoxicación para confundir a los países occidentales y especialmente a Estados Unidos. "Nosotros no somos terroristas, somos hombres que queremos libertad y una vida digna", señalaba Moafer, un ingeniero eléctrico de 24 años de Darna.

En la radio local, un grupo de hombres y algunas mujeres emiten cada día los avances de los revolucionarios en la zona. "Hasta hace unos días todo estaba bajo el control del Estado, no podíamos hablar de democracia, ni de nada que no fuera la vieja revolución de Gadafi y de él mismo. ¿Y ahora dice que somos de Al Qaeda? Míranos, ¿parecemos terroristas?", interpelaba el hombre.


El avance de los rebeldes

El creciente asedio a Gadafi, no obstante, no se ha completado todavía. Según varios medios, en Sirte, ciudad natal del dictador, el Gobierno mantiene el control. Pero las cruciales instalaciones petroleras de Ras Lanuf y Marsa el Brega, en las cercanías de Bengasi, ya están en manos rebeldes. En cualquier caso, el negocio del crudo ha comenzado a resentirse del efecto de los enfrentamientos: la extracción en el país magrebí ha descendido a menos de la mitad de los 1,6 millones de barriles diarios que bombeaba antes de la crisis, según cálculos de analistas del Barclays Capital o Goldman Sachs.

Las noticias que llegan desde Trípoli hasta la frontera siguen siendo confusas, pero todas apuntan a la creciente soledad de Gadafi, recluido en palacio. Un tunecino que llegó a Ras el Ajdir relató así la situación que se vivía en la capital: "Hay tiroteos y muchos muertos en las calles. Gadafi ya no tiene soldados. Los únicos que están con él son los mercenarios africanos y sus brigadas". La bandera verde del régimen de Gadafi ondea ya solo en los lugares que sus tropas controlan, y el conflicto parece haber asumido ya irremediablemente un cariz tribal, con lealtades basadas en la procedencia regional y lazos de sangre (por ejemplo, a Gadafi le apoyan principalmente los miembros de los clanes Gadafa y Magarha, mientras que le da la espalda el resto del país, una heterodoxa mezcla social dentro de la que destaca la tribu Warfallah). Allá donde los rebeldes han conseguido hacerse con el poder, la antigua enseña tricolor -ornada con la media luna y la estrella- ondea al viento. El rojo, el verde y el negro son el emblema predominante en el este, casi completamente controlado por los rebeldes, a pesar de que en la región permanecen simpatizantes del régimen y la alerta no disminuye en los puestos de control de carretera.

Algunos bancos de Tobruk abrieron ayer después de que durante la madrugada llegara dinero desde Bengasi, ciudad totalmente en poder de los alzados. "Aunque no se puedan pagar los salarios, vamos a intentar asegurar unos 200 dinares por persona para que la gente pueda seguir comprando comida", explicaba Mohamed Saleh, uno de los líderes del comité ciudadano que controla Tobruk. Pero incluso en las zonas rebeldes, donde se intenta mantener cierto orden, sigue habiendo "elementos incontrolados", explicaba Saleh.

Tal como sucedió en Túnez durante el alzamiento, en enero, contra el dictador Zine el Abidine Ben Ali, estos comités de ciudadanos improvisan para tratar de organizar la vida cotidiana en las ciudades, aunque su principal cometido es garantizar un mínimo de seguridad en las calles.

Preocupación internacional

En el resto del mundo crece la preocupación por la deriva del conflicto. A nadie le interesa que el país termine enredándose en una cruenta guerra civil. Obama llamó ayer a Sarkozy y Cameron para analizar una actuación conjunta y "posibles medidas multilaterales". Especialmente preocupada está la UE. Bruselas vivió una jornada de compás de espera en la que Hungría, como presidencia de turno, reveló que para evitar un hipotético éxodo de refugiados hacia Europa, la UE potenciará todos los medios para atender a quienes huyen a través de las fronteras con Túnez y Egipto. Para empezar, la UE habilitará centros de acogida de refugiados.

Mientras tanto, la última ocurrencia de la familia Gadafi, en este caso del hijo del tirano Saif el Islam, fue invitar a los medios de comunicación a una especie de tour, no se sabe si en avión o por tierra, para que vean por sí mismos que todas las imágenes que están llegando del conflicto son falsas. "Que vengan, que vengan y vean que aquí no está pasando nada", dijo negando lo evidente. Este periódico habló ayer por teléfono con un libio que se identificó como periodista y que aseguró que el Gobierno está elaborando una lista de medios para dejarles entrar en el país.

Pero el aparente aperturismo de Saif al Islam casa mal con las interferencias que padecen los satélites de la compañía Thuraya, que ayer aseguró que emprenderá acciones legales contra Libia por impedir la prestación del servicio.

http://www.elpais.com/articulo/internacional/Gadafi/acumula/tropas/Tripoli/batalla/final/elpepuint/20110225elpepuint_6/Tes
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
serezhade



Cantidad de envíos : 2492
Localisation : En el templo de Isis
Fecha de inscripción : 11/06/2007

MensajeTema: Re: A.I pide firmas para parar la masacre en Libia   Vie Feb 25, 2011 4:43 am

Gadafi está llevando a cabo un auténtico genocidio y, espero que él y todos los que estén llevando a cabo esta masacre paguen por lo que están haciendo. Locos como este no deben gobernar en ninguna parte. Nadie se merece un tipo como este de lider
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://isadora-traslamiradadeisadora.blogspot.com/
zooser73



Cantidad de envíos : 2908
Edad : 43
Fecha de inscripción : 01/07/2007

MensajeTema: Re: A.I pide firmas para parar la masacre en Libia   Dom Feb 27, 2011 10:06 am

Aquello se ha convertido en guerra civil. Osea que Tripoli lo van a tener que tomar por la fuerza, si o si, con lo que conllevara mas muertes, pero no hay otra opcion.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Ramses User Maat Ra



Cantidad de envíos : 3871
Edad : 30
Localisation : Abydos
Fecha de inscripción : 19/12/2007

MensajeTema: Re: A.I pide firmas para parar la masacre en Libia   Dom Feb 27, 2011 12:44 pm

Ante todo me causa repulsión y preocupación la cantidad de muertos que este conflicto ha desatado. Sobretodo por parte del estado pero también por parte de los sublevados. Condeno sobremanera el uso de la fuerza militar contra población civil, cosa repugnante y desmedida, un recurso al que un estado nunca debería acudir.

Las informaciones más extendidas por la prensa es la feroz represión a los 'manifestantes' pero un manifestante no se pasea con armamento pesado, tanques y con una estructura muy clara como si esto ya estuviera pensado o planificado con ayuda concreta... entonces ya no se es manifestante, se es rebelde o sublevado y eso con toda la razón del mundo o no, ya es otra cuestión. Por otro lado resulta sospechosamente 'rapida' y contundente esta revuelta y creo que hay más allá de un simple 'efecto dominó' de sus vecinos.

Lo que ocurre allí es difícil saberlo con exactitud y objetividad, pues lo que se conoce obedece más a rumores e intereses que a testimonios y noticias reales, lo único claro es que está muriendo mucha gente desgraciadamente.

Para comprender el conflicto hay que entender la idiosincrasia libia y esta se basa en las relaciones entre tribus, que son las que marcan el ritmo político y social de este extenso y poco poblado país. El merito de Gadafi, si es que se le puede encontrar alguno a estas alturas, ha sido saber jugar con esta compleja sociedad tribal para mantenerla unida ya que Libia (como muchos otros países africanos) fue una invención postcolonial casi 'a ojo', donde no se tuvo en cuenta las diferencias entre este y oeste, las mismas que hoy se ponen en relieve en esta crisis que vive el país, el cual ha permanecido en relativa paz a lo largo de cuatro décadas de gobierno de Muamar el Gadafi, otra sería que al contrario de Mubarak, Gadafi sí mantuvo a raya al fundamentalismo islámico con el cual se suavizó en los últimos años aplicando amnistía a muchos presos islamistas.

Los desmanes del dirigente, sus excesos y los errores de los últimos años han sido determinantes para que el país llegue a la situación actual, en primer lugar el dar la espalda a la realidad del país y a su juventud, el deterioro de los servicios sociales y estatales gratuitos que el estado garantizaba y la falta de reformas adecuadas a las necesidades de un país cuya media de edad es de 25 años, lejos de la generación que le apoyó cuando lideró la revolución que acabó con la monarquía del rey Idris I.

Otra cuestión es la cínica e hipócrita actitud de la Unión Europea ante la crisis. Por un lado condenan entre dientes la represión y las medidas desproporcionadas adoptadas por Gadafi, y por otro lado lo arman hasta los dientes con contratos multimillonarios de por medio con Francia, Italia y Gran Bretaña entre otros. El silencio de la UE es el de la vergüenza y el del 'mea culpa' si Gadafi mata civiles con bombardeos aéreos lo hace entre otros, desde aviones Dassault Mirage de fabricación francesa, de la cual Libia siempre fue gran socio. Los negocios de los Gadafi no se limitan solo al plano militar, los negocios tampoco son ajenos al continente europeo: negocios inmobiliarios y bienes raíces en Londres, jugosos contratos en Italia (Gadafi tiene casi el 8% de la Juventus de Turín) por donde se pasea a su antojo de la mano de su amigo y socio Berlusconi, con el cual comparte decenas de empresas y demás trapicheos en Suiza, Austria y Alemania, Esto no es aislado, no obstante lideres como Sarkozy (el cual hoy critica enérgicamente al coronel) Zapatero (anteriormente lo hizo Aznar, con el cual comparte una gran amistad personal) Berlusconi y amigos y la secretaría de estado estadounidense se fotografían con él sonrientes hasta hace unos meses. El petróleo hace amigos, muchos amigos y muy buenos...

Es evidente que las cosas deben cambiar en Libia pero el cambio trae en este caso muchas incertidumbres y peligros, no es un secreto que los radicales islámicos le tienen ganas al gobierno libio, por otra parte una oposición que incendia, empuña armas de guerra y enarbola una bandera de un régimen monárquico absolutista tampoco ofrecen mucha tranquilidad, de momento sus intenciones solo son sacar a Gadafi del poder, ningún líder consolidado ha tomado el poder sobre los sublevados.
Otra dificultad a la que deben enfrentarse los libios es que de lograr la caída de Gadafi, es difícil mantener el país unificado, el cual puede desmembrarse en pequeños países controlados por sus respectivas tribus.

Es difícil saber como acabarán las cosas, las noticias que llegan no son muy claras, será porque la principal fuente de información (Al Jazeera) pertenece a un reino absolutista, y no vaya a ser que por mucho hablar de los demás, los qataríes también se planteen expulsar del poder a quién les gobierna de forma autocrático...

Bahrein también es un punto de atención 'sensible', petróleo y la V flota americana lo hacen un país peligroso para una revuelta.

No sé como acabará todo, pero el hecho es que el mundo Árabe se enfrenta a un cambio político que obedece a las nuevas generaciones de jóvenes cansados del estancamiento y las desigualdades económicas, sociales y políticas de sus países, en los cuales el factor religioso desempeña un papel demasiado determinante en sus comunidades, en mi opinión son junto con las diferencias abismales de clases, un escollo para el progreso de sus sociedades donde estado e Islam son indisolubles.

Saludos a Todos/as!
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raul



Cantidad de envíos : 1499
Fecha de inscripción : 29/07/2010

MensajeTema: Re: A.I pide firmas para parar la masacre en Libia   Mar Mar 01, 2011 1:32 am

Los opositores adiestran a miles de libios para marchar a Trípoli
Los comités de las zonas liberadas controlan ya la mayor parte del sector petrolero - La aviación de Gadafi sobrevuela y bombardea la zona insurgente
JUAN MIGUEL MUÑOZ | Bengasi
Muamar el Gadafi se siente abandonado y ofrece ya muestras de evidente nerviosismo. El dictador libio, acorralado en su bastión de Trípoli, incapaz de revertir la situación militar, consciente de que los rebeldes afianzan paulatinamente sus posiciones en las inmediaciones de la capital, y sometido a una presión internacional enorme y creciente , empleó ayer un recurso que de nada sirvió a los tiranos de Túnez y Egipto: el de erigirse en muro contra la amenaza de Al Qaeda. Perdido ya el control de la gran mayoría de las instalaciones petroleras y sin aliados de postín, ni siquiera en el mundo árabe, el destino de Gadafi y sus huestes es sombrío después de haber provocado más de mil muertes e inmensos daños a la economía del tercer productor de petróleo de África desde el estallido de la revuelta el 17 de febrero.

Todo apunta a que, tarde o temprano, Gadafi será derrocado tras 42 años instalado en el poder . Incluso en Trípoli, cientos de personas osaron protestar ayer contra el sátrapa antes de ser disueltos por la policía. "Estoy sorprendido porque tenemos una alianza con Occidente para luchar contra Al Qaeda, y ahora que combatimos contra los terroristas nos han abandonado", declaró Gadafi a la cadena de televisión estadounidense ABC. Fue un mensaje desesperado a Barack Obama, a quien calificó como "un buen hombre", aunque "desinformado" sobre lo que sucede en el país magrebí. Apeló, asimismo, al sentimiento antiestadounidense tan extendido en el Magreb y Oriente Próximo. "América no es el policía del mundo... Tal vez quieran ocuparnos", añadió. Otro síntoma de que le restan pocos asideros. Y una señal más de su inquietud: Gadafi decidió enviar al jefe de los servicios secretos a Bengasi para negociar con los rebeldes. A estas alturas suena grotesco.

Porque según pasan los días, los alzados contra el régimen -casi todo el país- consolidan sus conquistas sobre el terreno. En Zauiya, ciudad donde radica una importante refinería , la lucha prosigue con asaltos esporádicos de los mercenarios de Gadafi. Algunos lugareños decían que desde el aire se disparaba incluso contra las ambulancias. Pero también son rechazados en Misrata, una población 200 kilómetros al este de Trípoli en la que ayer fueron derribados dos helicópteros pilotados por fieles al dictador. Como queriendo demostrar que cumplirá su promesa de resistir hasta el final, la aviación también bombardeó un depósito de armas en Ajdabiya, localidad situada 150 kilómetros al sur de Bengasi y que es el primer baluarte de defensa de los insurgentes en el Oriente libio. Apenas tiene Gadafi otra baza que aterrorizar a la población desde el aire. Con todo, y en flagrante ejemplo del delirio al que se puede llegar, apostilló en la entrevista: "Todo el pueblo me ama. Morirían por protegerme".

No está, no obstante, nada decidido en un país que comienza a sufrir escasez de alimentos y que ve cómo una de sus principales fuentes de riqueza se apaga poco a poco. La gran mayoría de las refinerías y pozos petrolíferos escapan ya al control del dictador. La producción de petróleo -1,6 millones de barriles diarios- ha sido reducida a la mitad y las exportaciones han caído casi a cero.

A medida que el cerco sobre el tirano se estrecha, muchos entre los 6,5 millones de libios creen capaz a Gadafi de perpetrar una carnicería. A medio camino entre Bengasi y Trípoli, en la ciudad de Sirte, sus leales, unos 3.000 individuos bien pertrechados, son todavía fuertes. Es su región natal y hábitat de su tribu, los Gadafa. Y es el principal escollo que los insurgentes deberán salvar para ver expedito el camino a Trípoli, a mil kilómetros de distancia de la cuna de la revuelta.

Lo sabe bien Idris Yunis, número dos del Estado Mayor rebelde, que precisa en el cuartel de Boadni, en las estribaciones de Bengasi , que "a Gadafi no le quedan soldados. La mayoría de sus hombres son mercenarios de Congo, Chad y asiáticos y latinoamericanos. Creo que al dictador le quedan días".

Yunis indica que sus fuerzas controlan el aeropuerto civil y la base militar aérea cercana a la ciudad y que disponen "de armas suficientes y también de aviones", aunque rechaza precisar cifras. Lo que enfatiza sin tapujos es que los militares alzados no adoptarán las decisiones trascendentales. "Nosotros recibimos instrucciones del consejo civil" que dirige el cambio político. Una de las medidas a las que alude, y que puede ser inminente, es la orden para que miles de libios orientales se encaminen hacia el oeste para tomar la capital y asestar la puntilla al odiado régimen. "Todavía no es el momento de marchar hacia Trípoli". Pero el reclutamiento y el adiestramiento militar de miles de jóvenes han comenzado.

http://www.elpais.com/articulo/internacional/opositores/adiestran/miles/libios/marchar/Tripoli/elpepuint/20110301elpepuint_2/Tes
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: A.I pide firmas para parar la masacre en Libia   Hoy a las 11:53 pm

Volver arriba Ir abajo
 
A.I pide firmas para parar la masacre en Libia
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Unas firmas para el foro.
» Juntan firmas para que Obama revele archivos OVNI
» La otra Plaza: Buscando 5 millones de firmas para frenar la reforma del Código Penal
» NIÑO FUMADOR DE 2 AÑOS ¿NINGÚN ORGANISMO PUEDE HACER NADA PARA PARAR ESTO?
» Se piden voluntarios para viaje a Marte.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
egiptomaníacos2007 :: 

OFF TOPIC

 :: Off Topic
-
Cambiar a: