egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 Fallece el escritor argentino Ernesto Sabato

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Raul



Cantidad de envíos : 1499
Fecha de inscripción : 29/07/2010

MensajeTema: Fallece el escritor argentino Ernesto Sabato   Dom Mayo 01, 2011 6:39 am

Fallece el escritor argentino Ernesto Sabato
El autor de 'El túnel' ha muerto en su casa a los 99 años de edad
SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ - Buenos Aires - 30/04/2011

Ernesto Sabato, el gran escritor argentino autor de Sobre héroes y tumbas y El túnel, pero también el hombre atormentado y horrorizado que presidió la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP), falleció en la madrugada de este sábado, dos meses antes de cumplir 100 años. Sabato, que iba a ser objeto este domingo de un homenaje en la Feria del Libro de Buenos Aires, padecía una bronquitis que no pudo superar, según ha anunciado su compañera Elvira González Fraga. El velatorio se realizará en la localidad de Santos Lugares, muy cerca de la capital porteña, donde tenía su domicilio.

Descendiente de padre italiano y madre albanesa, Sabato está considerado como uno de los grandes de la literatura latinoamericana no solo por sus novelas, incluida Abaddón el exterminador, sino también por su amplia obra ensayística sobre la condición humana. Obtuvo el Premio Cervantes en 1984, ocasión en la que pronunció un discurso en el que describió a El Quijote como "un simple mortal, tierno desamparado, andariego, el hombre que alguna vez dijo que por la libertad, así como por la honra, se puede y se debe aventurar la vida".

Sabato tuvo también una vida andariega, marcada por la literatura y por su compromiso ético que le llevó al final de su vida a declararse mas cercano al "anarco-cristianismo" que al activo comunismo de su juventud. El escritor empezó su vida profesional como físico, en Zurich (Suiza), pero muy rápidamente comenzó su actividad literaria y su amistad con el Grupo Sur, donde conoció a Victoria Ocampo y a Jorge Luis Borges, con quien mantuvo siempre una relación conflictiva pero que dio origen, en 1976, a un hermoso libro titulado Diálogos con Jorge Luis Borges.

Su primera gran novela, El túnel (1948), un agudo ensayo psicológico, lleno de ironía, pero también de amargura y del pesimismo que marcaría toda su obra posterior, le proporcionó un inmediato reconocimiento no solo en Argentina sino internacional. Su segunda novela Sobre héroes y tumbas, que incluye su estremecedor Informe sobre ciegos, le confirmó como un autor extremadamente original y le colocó entre ya entre los autores mas grandes en lengua española.

La vida y la importancia de Ernesto Sabato, no se comprende sin su faceta de luchador por los derechos humanos y su compromiso contra la dictadura militar que gobernó Argentina entre 1976 y 1983pese a que en los primeros meses del golpe participó en una comida con el general Jorge Videla, a la que asistió también Jorge Luis Borges. Sabato cambió de opinión al conocer los continuos asesinatos y abusos contra los derechos humanos que protagonizaba la dictadura y, como ha recordado la periodista Magdalena Ruiz Guiñazú, "firmó todas las peticiones que pudo reclamando la aparición con vida de quienes habían sido secuestrados".

Terminada la dictadura, Ernesto Sabato recibió el encargo del primer presidente democrático, el radical Raúl Alfonsín, de formar parte de la recién creada CONADEP. El equipo de investigación de la Comisión recogió el testimonio y documentó minuciosamente 8.960 desapariciones y la existencia de 340 centros de detención ilegal y tortura. El informe titulado "Nunca Mas", pero conocido también sencillamente como Informe Sabato, fue entregado a Alfonsín en un acto inolvidable para la inmensa mayoría de los argentinos, el 20 de septiembre de 1984, y dio origen al procesamiento y condena de los máximos responsables de las juntas militares de la dictadura, que fueron enviados a la cárcel. Sabato se opuso siempre a las leyes de Punto Final y a los posteriores indultos concedidos por el peronista Carlos Menem.

Ernesto Sabato sufrió durante años una fuerte depresión y pasó sus últimos días recluido en su domicilio, sin escribir prácticamente pero pintando, su segunda vocación artística, que siempre supo compaginar con la literatura. "La razón no sirve para la existencia", afirmaba. No quería que se le encasillara en ninguna tendencia literaria: "Tengo con la literatura la misma relación que puede tener un guerrillero con el ejército regular". Sabato afirmaba creer en el hombre, "a pesar de ser el animal más siniestro. "La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuando uno empieza a aprenderlo, hay que morirse", se quejaba.

http://www.elpais.com/articulo/cultura/Fallece/escritor/argentino/Ernesto/Sabato/elpepucul/20110430elpepucul_2/Tes
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Semíramis
Admin


Cantidad de envíos : 45909
Localisation : KV 43
Fecha de inscripción : 10/06/2007

MensajeTema: Fallece el escritor argentino Ernesto Sabato   Lun Mayo 02, 2011 2:16 am

Una pena su desaparición, pero nos queda su obra y su recuerdo!!

saludos a todos/as
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://nieblaysombras.blogspot.com/ En línea
Raul



Cantidad de envíos : 1499
Fecha de inscripción : 29/07/2010

MensajeTema: Re: Fallece el escritor argentino Ernesto Sabato   Lun Mayo 02, 2011 5:00 am

Políticos, escritores y rivales en el dominó despiden a Ernesto Sabato
La familia del autor de 'Sobre héroes y tumbas' entierra al novelista en la intimidad tras el homenaje de sus vecinos y de los mandatarios argentinos
SOLEDAD GALLEGO-DÍAZ - Buenos Aires - 02/05/2011

"La mayor virtud de mi padre fue la honestidad", proclamó Mario Sabato en el entierro del escritor, celebrado en la mañana de ayer domingo en el cementerio de Malvinas Argentinas, localidad cercana a su residencia. Ernesto Sabato, mi padre, un extraordinario documental de hora y media de duración, que filmó su hijo con material grabado entre 1962 y 2007, pasó a formar parte del programa del homenaje que rindió ayer el mundo de la cultura al gran escritor argentino, en la 37ª edición de la Feria del Libro de Buenos Aires.

El homenaje, que estaba previsto inicialmente para conmemorar el 100º cumpleaños de Ernesto Sabato, dentro de dos meses, se transformó en una emotiva despedida, a la que se convocó a centenares de admiradores y lectores. "A él no le gustaban estos actos. Muere evitando el homenaje que se le iba a hacer", comentó el secretario general de la Sociedad Argentina de Autores, Ernesto Fernández Núñez. "Siempre decía que la muerte iba a tener que ir a buscarle con la fuerza pública", recordó.

El documental Ernesto Sabato, mi padre -del que se puede ver un pequeño tráiler en www.youtube.com- ofrece una visión desconocida del polémico escritor, íntima y cálida, con grabaciones caseras y fotografías familiares que se mezclan con testimonios más actuales y reflexiones de Ernesto Sabato.

En el acto de homenaje estaba previsto que interviniera también, entre otros, María Rosa Lojo, responsable de la primera edición crítica de Sobre héroes y tumbas, quien explicó a EL PAÍS la extraordinaria capacidad que tuvo esa novela para conectar con centenares de miles de lectores argentinos, a los que habló de la historia pasada y presente del país. Sobre héroes y tumbas, opina Lojo, "es una construcción simbólica no solo sobre Argentina sino también sobre Latinoamérica y sobre la condición humana y tuvo una acogida formidable, convirtiendo a Sabato en uno de los escritores más leídos de la historia argentina".

El velatorio de los restos mortales de Ernesto Sabato, fallecido en la madrugada del sábado, se realizó en la sede del Club Social y Deportivo Defensores, en la localidad de Santos Lugares, en la que el escritor tenía su domicilio. Sabato se enfundó en ocasiones la camiseta, rojiblanca, de ese club y durante años fue un asiduo de sus partidas de dominó, en las que competía reñidamente con sus vecinos. Muchos de sus compañeros del club social colocaron ayer en las verjas del jardín de su casa pequeños ramos de flores y carteles expresando su pesar.

Pasadas las doce del mediodía, el féretro, envuelto en la bandera argentina, acompañado por la compañera del novelista, Elvira González Fraga, y rodeado de familiares, amigos y personalidades de la cultura y la política, entre otros los radicales Ricardo Alfonsín, candidato presidencial, y Ricardo Gil Lavedra, uno de los jueces que condenó a los integrantes de la Junta Militar, fue trasladado al cementerio de Pilar, donde se realizó un entierro íntimo.

La presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, envió un mensaje de pésame a los familiares de escritor, resaltando su trabajo al frente de la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas (CONADEP) y su compromiso en defensa de los derechos humanos. El secretario de Cultura de la nación, Jorge Coscia, por su parte, hizo también públicas unas declaraciones en las que calificaba al escritor de "hombre escéptico, con mayúscula".

Muchos escritores e intelectuales argentinos expresaron su pesar por el fallecimiento de Sabato. "Con él termina toda una generación de escritores que nos fue dejando despacito y que da pie a la próxima", afirmó Claudia Piñera. El también novelista Guillermo Martínez, matemático de formación, aseguró que siempre hay que seguir leyendo a Sabato, aunque no cree, como él, que haya que renegar de la ciencia para dedicarse la literatura ni que las dos cosas sean incompatibles.

Ernesto Sabato creó en vida una fundación que lleva su nombre y que preside su compañera, Elvira González Fraga, destinada tanto a preservar su obra como a "luchar por la salvaguardia de los valores que engrandecen a la humanidad". La fundación "busca en comunidad modos de vida donde la solidaridad ocupe un espacio creativo, junto al arte y a la cultura" y tiene en marcha varios proyectos de cooperación
http://www.elpais.com/articulo/cultura/Politicos/escritores/rivales/domino/despiden/Ernesto/Sabato/elpepucul/20110502elpepicul_3/Tes
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Raul



Cantidad de envíos : 1499
Fecha de inscripción : 29/07/2010

MensajeTema: Re: Fallece el escritor argentino Ernesto Sabato   Mar Mayo 03, 2011 2:37 am

Acordarse de Sabato
ANDRÉS NEUMAN 03/05/2011

Al conocer la noticia de la muerte de Ernesto Sabato, que me causa ese paradójico asombro de lo esperable, trato de pensar en mis recuerdos vinculados a él. Todos ellos son posteriores a la publicación de sus obras maestras. Este pequeño abismo cronológico juega también su papel en el discurso de la memoria.

1. Me recuerdo leyendo, a los 16 años, una supuesta anécdota en que Sabato destruye, o fantasea con destruir, el laboratorio donde trabaja. Esta imagen concentra la postura purificadora que el autor mantuvo con respecto a los grandes fenómenos sociales. Como si, ante determinados dilemas científicos, políticos o estéticos, Sabato hubiera experimentado la desesperación de carecer de una respuesta absoluta, definitiva, sagrada. Esta carencia, que mi generación parece haber heredado con alivio, fue interpretada por Sabato como una suerte de decadencia colectiva. Horas después, busqué El túnel. Y allí creí encontrar un refugio para mis tribulaciones adolescentes, acaso tan imaginarias como la destrucción del laboratorio.

2. Me recuerdo descifrando, un par de veranos más tarde, con devoción existencialista y cierto entusiasmo por la dificultad, Abaddón el exterminador y Sobre héroes y tumbas. De la primera (que en realidad es la última) retengo poco. Su fragmentariedad ha hecho que cada pieza tienda a ser absorbida por el corpus de su autor: ahí un fantasma, allá una reflexión, por todas partes el Mal como entidad casi orgánica y, a su modo, incontaminada. De la otra novela, en cambio, conservo numerosas conmociones: el tormento autocontemplativo de Martín, la fascinación destructora y destruida que ejerce Alejandra (y que, como toda la obra de Sabato, ha envejecido rápido desde una perspectiva de género), las conspiraciones alucinadas del Informe sobre ciegos. Me pregunto hasta qué punto podría leerse todo ello en clave nacional: la autocontemplación histórica, la violación familiar, la conspiración interna.

3. Me recuerdo subrayando con náuseas el informe Nunca más, elaborado por la Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas. El informe detalla, con escalofriante precisión, la metodología de tortura del régimen militar. Pero el prólogo de Sabato opera, en alguna medida, en sentido contrario: proyectando un resplandor de horror tan generalizado que la conclusión es de una cierta vaguedad. En su prólogo, Sabato denuncia sin ambages ni atenuantes (es justo recordarlo) el arrasamiento sistemático de los derechos humanos que llevó a cabo la dictadura. Pero las insistentes alusiones al infierno, así como a abstractas fuerzas del mal, omiten que otros seres más concretos, muchos ciudadanos argentinos, habían deseado, pedido y hasta saludado el golpe militar. Entre ellos, sin saber qué sucedería después, trágicamente equivocado, había estado Ernesto Sabato.

4. Me recuerdo contemplando las fotos de la cena que, el 19 de mayo de 1976, dos meses después del golpe de Estado, ofreció el general Videla a diversos intelectuales argentinos. Sabato y Borges protagonizan varias de esas fotografías. Según declararía a la prensa, Sabato encontró a Videla respetuoso, inteligente y culto. De acuerdo con las crónicas, primero bebieron whisky, jerez y jugos. El menú posterior fue, al parecer, sobrio.

5. Me recuerdo saludando a Sabato una mañana, por casualidad, en Madrid. Él realizaba su último viaje transatlántico, que inspiraría el libro España en los diarios de mi vejez. Me lo crucé a la entrada del hotel Suecia. Lo detuve y le dije: "Es un honor verlo". Sabato, aquejado de sordera, me pidió que se lo repitiese. "Es un honor verlo", insistí. Como Sabato no escuchaba, su acompañante le pronunció mi frase al oído. "Ah", exclamó Sabato risueño, "¡yo le había entendido no sé qué de un horno!". En ese instante recordé que, en lunfardo, horno significa infierno. Ningún gran escritor pasa a la historia a través del horno ni del honor. Las contradicciones, los claroscuros, las rectificaciones, los retratan con lealtad. Un ser humano es eso. Lo otro es su estatua.


Andrés Neuman es escritor. Su última novela es El viajero del siglo (premio Alfaguara y premio de la Crítica).

http://www.elpais.com/articulo/Necrologicas/Acordarse/Sabato/elpeputec/20110503elpepinec_1/Tes
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Fallece el escritor argentino Ernesto Sabato   Hoy a las 12:16 pm

Volver arriba Ir abajo
 
Fallece el escritor argentino Ernesto Sabato
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Fallece el escritor argentino Ernesto Sabato
» Murio Ernesto Sabato- Escritor y Ciudadano del Mundo.
» fallece el escritor, humanista y economista español jose luis sampedro
» Uno y El Universo (Ernesto Sabato)
» Optimismo, pesimismo y salud: ¡elija usted!

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
egiptomaníacos2007 :: 

OFF TOPIC

 :: Off Topic
-
Cambiar a: