egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 ¿Fue Neruda asesinado? El chófer del Premio Nobel de Litera

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Gabriel



Cantidad de envíos : 131
Fecha de inscripción : 07/05/2010

MensajeTema: ¿Fue Neruda asesinado? El chófer del Premio Nobel de Litera   Dom Dic 04, 2011 11:20 am

¿Fue Neruda asesinado?

El chófer del Premio Nobel de Literatura sostiene que el poeta murió por una inyección letal, y no a causa del cáncer que padecía. Un juez estudia la posible exhumación del cuerpo


ROCÍO MONTES ROJAS 04/12/2011
El certificado de defunción de Pablo Neruda indica que falleció por cáncer de próstata el 23 de septiembre de 1973, 12 días después del golpe militar que derrocó a Salvador Allende. Es lo que ha quedado establecido en la historia oficial. Pero no es la versión que defiende Manuel del Carmen Araya Osorio, chileno, taxista de 65 años y chófer personal del poeta durante sus últimos meses de vida. Este hombre sostiene que el premio Nobel de Literatura fue asesinado por la dictadura de Augusto Pinochet
"Después del 11 de septiembre, el poeta iba a exiliarse a México junto a su esposa Matilde. El plan era derrocar al tirano desde el extranjero en menos de tres meses. Le iba a pedir ayuda al mundo para echar a Pinochet. Pero antes de que tomara el avión, aprovechando que estaba ingresado en una clínica, le pusieron una inyección letal en el estómago", dice Araya, convencido.

La primera vez que su testimonio se difundió en un medio de comunicación fue en la revista mexicana Proceso, en mayo pasado. Tras la publicación, el Partido Comunista de Chile, en el que militaba Neruda, entabló una querella para esclarecer las causas de su muerte. La justicia acogió la demanda. El juez Mario Carroza, que ha liderado investigaciones relevantes sobre derechos humanos en este país, abrió la causa hace cinco meses. Ya tiene dos tomos de 500 páginas. En el piso 14º de un edificio del centro de la capital chilena señala "la existencia de elementos que permiten determinar que existen grados de veracidad en el relato de Araya". Hoy por hoy estudia la posibilidad de exhumar el cuerpo para esclarecer el caso.

Estamos en noviembre, es una mañana de sábado primaveral en San Antonio, un puerto grande y poco moderno a 109 kilómetros al oeste de Santiago. El chófer de Neruda vive en esta ciudad costera junto a su madre de 80 años. Puesto que la mujer teme por la seguridad de su hijo tras haber denunciado el asesinato, la entrevista se realiza en la vivienda de un pescador amigo de la familia. Una pintura de Allende cuelga de una pared. "Es mi Dios", explica la dueña de casa. Araya, vestido con un traje sencillo e impecable, rememora los hechos con nitidez: "No hay día en que no recuerde lo que ocurrió hace casi cuatro décadas".

Hijo de un humilde matrimonio campesino que tuvo 13 hijos, cuenta que se convirtió en secretario personal del poeta a los 26 años: "El partido comunista, donde yo militaba desde muy joven, me asignó en noviembre de 1972 la misión de cuidar de Neruda. Él acababa de regresar a Chile tras renunciar a la Embajada de Francia por su enfermedad". El veinteañero se trasladó a la casa del poeta y de su mujer en Isla Negra, una pintoresca localidad costera cercana a Santiago. En esa vivienda, hoy convertida en un museo, también vivía la hermana de Neruda y otros tres empleados.

En esos meses se convirtió en el hombre de confianza del escritor: le compraba la prensa y le servía el desayuno, vagabundeaban juntos por mercados y casas de antigüedades y lo trasladaba a donde fuera preciso en un coche de marca Citroën.

Araya relata que el cáncer jamás le impidió a Neruda hacer vida normal: "Pesaba cerca de cien kilos. Recibía y visitaba a sus amigos intelectuales y políticos. Y nunca dejó de escribir. Eso no hubiese sido posible estando grave". De hecho, el poeta terminó sus memorias Confieso que he vivido el 14 de septiembre de 1973, nueves días antes de su muerte. "Escribo estas rápidas líneas de mis memorias a solo tres días de los hechos incalificables que llevaron a la muerte a mi gran compañero el presidente Allende", señaló en su último texto. Lo hizo pese a la presencia de militares y marinos que tras el golpe de Estado tomaron su casa. Neruda era amigo y uno de los férreos partidarios del Gobierno de Allende.

Según la querella presentada en mayo pasado por el Partido Comunista Chileno, al principio hicieron circular la versión de que el poeta estaba grave por motivos de seguridad. "Para tratar de protegerle", señala el escrito, "se hizo público que estaba más delicado de salud que lo real".

El entonces presidente de México, Luis Echeverría Álvarez, mandó a su embajador en Chile el 16 de septiembre para que ofreciera asilo al escritor y a su esposa. Neruda aceptó la oferta. Manuel Araya sostiene que "fue entonces cuando se organizó un operativo para trasladarlo desde Isla Negra a Santiago, donde ambos se iban a embarcar. Para resguardarlo, Neruda viajó en ambulancia el día 19. Iba acompañado de su señora. Yo, de cerca, los seguía en un Fiat 125. El trayecto, que normalmente se realizaba en dos horas, se prolongó hasta seis. Los militares nos detenían una y otra vez en búsqueda de armamento. Fue muy humillante".

Neruda ingresó ese mismo día en la clínica Santa María de la capital chilena. Según Araya, se hizo así para esperar en paz la salida a México. Según Gonzalo Martínez Corbalá, que fue embajador mexicano en Chile, la salida del país estaba programada para el 22 de septiembre. "Pablo aceptó hasta el punto de que me dieron sus maletas y las de Matilde, y un paquete con el manuscrito de Confieso que he vivido, escrito con la tinta verde que usaba", señaló el exdiplomático en una entrevista reciente concedida al periódico La Jornada. El día previsto, sin embargo, cuando fue a buscarlos al hospital para dirigirse al aeropuerto, Neruda le pidió que pospusieran el viaje para el día 24. No le dio razones.

Esta conversación, sostenida un día antes de la muerte de Neruda, se ha convertido en un hecho clave para los querellantes. Argumentan que si en verdad hubiese estado tan grave, no podría haber charlado largamente con el mexicano. Martínez Corbalá señaló que Neruda no estaba en estado catatónico: "Hablaba con toda normalidad". Pero a diferencia de lo que señala el chófer, indicó que el escritor ya no se podía ni mantener en pie.

Manuel Araya recuerda que el 23 de noviembre, el escritor le pidió a él y a Matilde que viajaran a Isla Negra. El escritor quería que rescataran algunos objetos personales que pretendía llevarse a México. "A eso de las cuatro de la tarde, mientras guardábamos las cosas, recibimos una llamada telefónica. Era Neruda. Nos pidió que regresáramos de inmediato a Santiago porque se sentía muy mal. Dijo que, mientras dormitaba, un médico había entrado a su habitación y le había puesto la inyección. Regresamos de inmediato a la clínica. Lo encontramos afiebrado, rojo, hinchado".

El chófer relata que, en ese instante, uno de los médicos se le acercó para pedirle que saliera de la clínica para comprar un fármaco necesario para el poeta. "Me dijeron que no iba a encontrar el medicamento en el centro y que debía ir a la periferia de la ciudad. Aunque me extrañó, seguí las instrucciones. Estaba en juego la vida de Neruda", explica Araya. En medio del desplazamiento, dos coches interceptaron su vehículo. Un grupo de hombres lo sacaron a la fuerza. Lo tiraron al suelo y lo patearon. Le pegaron un balazo por debajo de la rodilla. "Todavía conservo la marca de aquella herida", dice levantándose el pantalón. Luego lo llevaron al Estadio Nacional, uno de los centros de detención y tortura instalados por la dictadura.

Según lo que ha establecido el juez Carroza en su investigación, Araya salió de la clínica por orden de Matilde Urrutia y no del médico. El objetivo era comprar agua de colonia para hacerle fricciones al poeta en sus piernas, que a sus 69 años sufría de gota. El magistrado, no obstante, confirma que Araya fue apresado, tal y como relata, ese día y a esa hora. Años después, la viuda del poeta mencionó este episodio en sus memorias Mi vida junto a Pablo. "Ya se acercaba la tarde y mi chófer no había aparecido (...) Él había desaparecido con nuestro coche y con él yo perdía la única persona que me acompañaba en todas las horas del día".

A las 22.30 de ese 23 de septiembre, el poeta Pablo Neruda fallecía en la clínica Santa María. La prensa local informó de que había muerto por un shock sufrido tras una inyección. Manuel Araya se enteró del deceso del poeta varios días después, en prisión. Cuando lo dejaron libre, a fines de octubre, pesaba 33 kilos.

-¿Por qué tardó 38 años en denunciar el presunto asesinato?

-Durante todo este tiempo toqué mil puertas y nadie me quiso escuchar. Tras el retorno a la democracia, fui muchas veces al Partido Comunista de Chile. Pero nunca me hicieron caso. Lo único que quiero es que el mundo sepa que Neruda fue asesinado.

Matilde Urrutia, fallecida en 1985, se refirió en varias ocasiones a la causa de la muerte del poeta. En una entrevista concedida al diario español Pueblo, publicada el 19 de septiembre de 1974, dijo que "la verdad única es que el duro impacto de la noticia (del golpe de Estado) le causó que días más tarde se le paralizase el corazón. El cáncer que padecía estaba muy dominado y no preveíamos este desenlace tan repentino. No alcanzó ni a dejar testamento, pues la muerte la veía aún muy lejos".

Rodolfo Reyes, sobrino del poeta y representante legal de los herederos, ha señalado que apoya la investigación que lleva a cabo la justicia. Lo secunda el presidente del partido comunista, el diputado Guillermo Teillier: "Pinochet cometió crímenes contra personas que podrían hacer daño a la dictadura desde el extranjero. En 1974 asesinó al general Carlos Prats en Buenos Aires. En 1976, al canciller Orlando Letelier en Washington. Y el poeta habría sido un formidable representante de la resistencia". La Fundación Neruda, sin embargo, ha negado la hipótesis del homicidio: "No existe evidencia alguna ni pruebas de ninguna naturaleza que indiquen que Pablo Neruda haya muerto por una causa distinta del cáncer avanzado que lo aquejaba", señaló un comunicado recientemente difundido.

El juez Mario Carroza, tras meses de investigación, determinó judicialmente en julio pasado que el expresidente Salvador Allende se suicidó en La Moneda. Hoy en día lleva adelante la causa por la muerte del general Alberto Bachelet, padre de la expresidenta de Chile, que falleció en 1974 tras ser torturado por sus propios compañeros de armas. Respecto al caso Neruda, el magistrado ha interrogado a numerosos testigos, entre ellos al propio Manuel Araya. En los próximos días prestará declaración el entonces embajador de México en Chile y el médico Sergio Draper, quien atendió al escritor en la clínica Santa María el día de su muerte.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Gabriel



Cantidad de envíos : 131
Fecha de inscripción : 07/05/2010

MensajeTema: Re: ¿Fue Neruda asesinado? El chófer del Premio Nobel de Litera   Dom Dic 04, 2011 11:21 am

Además de los interrogatorios, Carroza y sus equipos han intentado reconstruir el historial médico de Neruda. Lo han hecho en Chile y en Francia, donde se le trató por primera vez el cáncer. La clínica donde falleció, sin embargo, explicó que no conserva la ficha del escritor "atendido el tiempo transcurrido". Como sea, el juez intenta tener la mayor cantidad de antecedentes posibles para que el Servicio Médico Legal determine si hay necesidad de exhumar el cuerpo. "Los restos del poeta ya están reducidos", explica Carroza. "Si consideramos además el tiempo que ha transcurrido, es necesario establecer muy bien si este procedimiento nos va a entregar alguna evidencia explícita".

-¿Existen posibilidades de que nunca se sepa cómo murió Neruda?

-Podría ocurrir.



Otra causa abierta por la muerte del expresidente Frei



Eduardo Frei Montalva gobernó Chile entre 1964 y 1970. Aunque nunca fue partidario del Gobierno socialista de Salvador Allende, en los años ochenta Frei era una de las principales figuras de la oposición a Augusto Pinochet. En enero de 1982, cuando contaba con 71 años, ingresó en la clínica Santa María para someterse a una cirugía digestiva menor. Pero no salió con vida: el día 22 falleció inesperadamente.

Durante muchos años se creyó que había muerto a causa de un shock séptico tras la operación. En 2009, sin embargo, la justicia chilena determinó otra cosa: Frei Montalva fue envenenado con talio y bacterias por los servicios de seguridad de la dictadura mientras estaba hospitalizado. "Hubo una maniobra orquestada para eliminar a enemigos políticos de forma encubierta. No había ni homicidios ni desapariciones forzadas de por medio, ya que la idea era que ni las víctimas ni sus familias se dieran cuenta de que eran objetos de un ataque", explica el abogado de la familia Frei, Juan Pablo Hermosilla.

En este caso ya hay seis procesados y la investigación se halla en etapa de sumario. Según Hermosilla, la causa se podría cerrar en unos seis meses.

En el caso Neruda, el juez Mario Carroza también solicitó a la clínica Santa María los expedientes médicos del poeta. La institución, sin embargo, se excusó de no entregar la información argumentando que los hechos ocurrieron en 1973. "Al parecer muchos antecedentes fueron destruidos", señala el magistrado.

El abogado Eduardo Contreras, representante del partido comunista, cree que "la negativa de la clínica levanta una fuerte sospecha de complicidad o encubrimiento. En el mismo lugar mataron al expresidente Frei. Todo es muy sórdido".

Pero ¿es posible que, dadas las semejanzas, haya conexiones entre ambas muertes? El abogado de los Frei dice que es necesario ser cauteloso: "Hay ciertas similitudes entre los casos, pero es preciso ser responsables y no especular hasta que se decreten las verdades judiciales".
http://www.elpais.com/articulo/reportajes/Fue/Neruda/asesinado/elpepusocdmg/20111204elpdmgrep_2/Tes
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
SHADY



Cantidad de envíos : 4349
Localisation : Montevideo
Fecha de inscripción : 15/05/2010

MensajeTema: Re: ¿Fue Neruda asesinado? El chófer del Premio Nobel de Litera   Dom Dic 04, 2011 11:51 am

Si tenía cáncer de próstata y en el año 70 y tantos, hubiera tenido una muerte espantosa. En la época actual puede que un cáncer sea otra cosa, pero hace 25 años era un verdero padecimiento.

Otra cosa es que la dictadura de Pinochet fue una de las peores, plagadas de asesinatos, así que no hay que dudar demasiado que le hayan anticipado la muerte.

Tenía cáncer realmente? Si lo tenía, en este caso, tal vez le hicieron un favor.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
sacerdote de Amon



Cantidad de envíos : 3579
Fecha de inscripción : 02/05/2010

MensajeTema: Re: ¿Fue Neruda asesinado? El chófer del Premio Nobel de Litera   Sáb Dic 10, 2011 12:56 am

es verdad lo que comentas, el cancer en esos años era una enfermedad muy dolorosa y no trataban a los pacientes como ahora , con respeto al dolor.
saludos
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: ¿Fue Neruda asesinado? El chófer del Premio Nobel de Litera   Hoy a las 6:40 pm

Volver arriba Ir abajo
 
¿Fue Neruda asesinado? El chófer del Premio Nobel de Litera
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» ¿Fue Neruda asesinado? El chófer del Premio Nobel de Litera
» Luis Federico Leloir - Premio Nobel de Química
» El Premio Nobel de Economia Krugman considera que Alemania es un Impedimento para Aliviar la Crisis
» ¿Quieres ser un premio Nobel? Come mucho chocolate
» OBAMA, Merecedor del premio Nobel de la Paz?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
egiptomaníacos2007 :: 

OFF TOPIC

 :: Off Topic
-
Cambiar a: