egiptomaníacos2007

Historia del Egipto Faraónico
 
ÍndicePortalFAQBuscarRegistrarseMiembrosGrupos de UsuariosConectarse

Comparte | 
 

 El trovador que amaba a las mujeres

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
elvira



Cantidad de envíos : 675
Fecha de inscripción : 16/11/2007

MensajeTema: El trovador que amaba a las mujeres   Vie Mayo 24, 2013 1:56 am

El trovador que amaba a las mujeres
Diego A. Manrique

Y así acaba una vida extraordinaria. Podía tener antecedentes griegos, judíos e italianos, podía haber nacido en la cosmopolita Alejandría (3 de mayo de 1934), pero Joseph Mustacchi constituye una de las más bellas encarnaciones de la chansongala. Educado en el equivalente local del Liceo Francés, todavía era menor de edad cuando viajó a París y se quedó fascinado. Volvió a Egipto para convencer a sus padres de que había hallado su tierra prometida junto al Sena. En 1951, consiguió el permiso para instalarse en Francia, bajo la protección de su hermana mayor.

Sabemos que cumplió sus años de aprendizaje en la bohemia. Hizo de gacetillero, ejerció de músico callejero, incluso de barman. Fue en un piano-bar donde conoció a Henri Salvador, que se convirtió en el primero de sus paladines. También colocó canciones a Colette Renard, Yves Montand, Tino Rossi o su paisana Dalida. Aunque Georges Brassens le causó el máximo impacto y le hizo cambiar su nombre familiar de Giuseppe; felizmente, la devoción no degeneró en mimetismo.

En realidad, lo decisivo fue el encuentro con Édith Piaf, monstruo sagrado, criatura difícil de trato pero irresistible. La Môme le sedujo; él correspondió con L’etranger, Eden blues y, atención, la letra del inmortal Milord. Ese pasaporte de pasión le abrió muchas puertas.

Empezó a editar discos en los sesenta pero siguió siendo esencialmente un proveedor de canciones hechas a la medida de admiradores como Barbara —juntos interpretaron La dame brune— o Serge Reggiani. Según la leyenda, el actor-cantante le rechazó Le métèque. Ceguera o regalo, ese manifiesto fue convertido por Moustaki en himno global a partir de 1969.

Esa canción libertaria, con resonancias autobiográficas, transmitía esencias poéticas de Mayo del 68, aquella revolución frustrada que politizó a muchas figuras de la rive gauche. Moustaki se implicó sentimentalmente en movimientos trostkistas y mantuvo una discreta militancia de extrema izquierda: en las últimas elecciones presidenciales, apostó públicamente por el NPA (Nuevo Partido Anticapitalista). Sin embargo, aparte de La marche de Sacco et Vanzetti o Sans la nommer, generalmente evitó que su ideología se filtrara en su cancionero. Que creció con joyas del calibre de Il est trop tard, Le facteur, Il y avait un jardin, Voyage, Ma liberté.

Apostaba por la liberación personal con versos rotundos: “Declaro el estado de felicidad permanente / y el derecho de cada uno a todos los privilegios; / yo digo que el sufrimiento es cosa sacrílega / cuando para todos haya rosas y pan blanco” (Déclaration, 1973).

Se dejó crecer la barba, la melena; cambió de vestuario. Su imagen paternal, sus aires mediterráneos, le convirtieron en estrella internacional. No se trata de un dato trivial: los viajes alimentaron su música. Recuperó sus orígenes con Alexandrie, saludó a L’Espagne au coeur. Grabó piezas como Portugal (fado tropical) o Flamenco.

El dato esencial es que se enamoró de Brasil hasta las trancas. El país-continente se convirtió en una presencia constante en Moustaki. No únicamente por sus frondosas músicas, reconocía, también estaba la inspiración de sus mujeres. Como confesaba, alternando francés y portugués, la brasileña “no hace el amor, ama; / no camina, baila; / no habla, canta”.

Aprendiz de nuevo, se consagró a adaptar a Chico Buarque, Jobim, Vinicius y otros gigantes. Le ayudó el gran Francis Hime en orquestaciones. Amaba los retos: aceptó musicar un texto de su amigo Jerome Charyn, el francófilo novelista neoyorquino.

Creía sinceramente en pasar el testigo a las siguientes generaciones. Organizó un premio que llevaba su nombre y que destacaba anualmente un disco autoproducido de algún desconocido. Convocaba en el estudio a artistas insospechados, como el rockero Enzo Enzo o el femenizado Nilda Fernández. Lo hizo hasta en lo que sería su despedida, Solitaire (2008): allí se emparejó con talentos frescos de la altura de Cali, China Forbes, Vincent Delerm o Stacey Kent.

Uno de sus últimos empeños fue participar en el disco homenaje que le dedicó la barcelonesa Marina Rossell. Una enfermedad respiratoria le asediaba y le robó la voz; ella contaba anécdotas conmovedoras de la urgencia de Moustaki por comunicarse.

Podemos afirmar aquello de que exploró gozosamente todos los rincones del arte. No brilló como actor pero sí hizo bandas sonoras efectivas, en las que brotaron aciertos como Le temps de vivre. Publicó novelas, cuentos, memorias, dibujos. Bendito sea: aunque había proclamado en 1974 el derecho a la pereza, no se lo permitió a sí mismo.
http://cultura.elpais.com/cultura/2013/05/23/actualidad/1369340445_403394.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
elvira



Cantidad de envíos : 675
Fecha de inscripción : 16/11/2007

MensajeTema: Re: El trovador que amaba a las mujeres   Vie Mayo 24, 2013 1:57 am

un gran hombre que nos deja Sad
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hathor3



Cantidad de envíos : 2450
Fecha de inscripción : 19/06/2010

MensajeTema: Re: El trovador que amaba a las mujeres   Sáb Mayo 25, 2013 12:23 am

Sad
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hathor3



Cantidad de envíos : 2450
Fecha de inscripción : 19/06/2010

MensajeTema: Re: El trovador que amaba a las mujeres   Sáb Mayo 25, 2013 12:26 am


Muere el cantautor greco-francés Georges Moustaki


Moustaki ha entrado ya en la historia de la cultura popular como uno de los más sensibles creadores de canciones de las últimas décadas

Moustaki narra su alergia a las fronteras
Moustaki escribe sobre su relación con Edith Piaf
"La tecnología no está reñida con la poesía" (entrevista de 2006)
ana Teruel
Políticos, actores y músicos de todo el país rendían ayer homenaje al “poeta” y “artista comprometido” Georges Moustaki, quien murió de madrugada en Niza, en el sur de Francia. Nacido en Alejandría (Egipto), El Métèquemás famoso de la canción francesa llegó a París en 1951 y fue nacionalizado en 1985. Llevaba unos años retirado de los escenarios debido a una enfermedad incurable de bronquios que le impedía cantar y se dedicaba a la escritura y la pintura.

“Sus canciones han marcado a varias generaciones de franceses. Era un hombre con la voz dulce pero con las ideas fuertes”, resumió el presidente francés, François Hollande, en un comunicado. Una horas antes, la ministra de Cultura, Aurélie Filippetti, manifestaba su “tremenda tristeza” ante la desaparición de un “artista comprometido que enarbolaba valores humanistas”. “Era la expresión de la belleza del mestizaje cultural”, destacó el exministro de Cultura socialista Jack Lang.

He tenido una vida apasionante. Me gustaría que lo siga siendo hasta el final”, dijo en una de sus últimas entrevistas en 2011 al diario francés La Croix. En ella anunció a duras penas —“me cuesta expresarme, mis músculos se han derretido”— que una enfermedad respiratoria “irreversible” le había forzado a abandonar definitivamente el canto. Su último concierto lo ofreció en enero de 2009 en Barcelona, el cual no pudo finalizar debido a aquella dolencia. Alejado de los escenarios, en los últimos años seguía dibujando, pintando y escribiendo. A finales de 2012 publicó su Petit abécédaire d’un amoureux de la Chanson (L’Archipel), un himno a su pasión por la canción francesa bajo la forma de diccionario de artistas.

Nacido como Giuseppe Mustacchi el 3 de mayo de 1934 en Alejandría, de padres judíos griegos, educado en la escuela francesa, políglota desde pequeño —su padre, Nessim, hablaba cinco idiomas y su madre, Sarah, seis—, llegó a París en plena adolescencia en 1951. Vivió un tiempo vendiendo puerta a puerta libros de poesía y rápidamente descubrió a Georges Brassens, quien le transmitió su vocación por la canción y de quien tomó el nombre de Georges. Brassens fue el encargado de introducirlo con éxito al mundillo de la canción parisiense.

Moustaki conoció y trabajó con todos los grandes de la época, empezando por Édith Piaf, para quien escribió la letra de Milord, y Barbara, con la que cantó La Dame Brune. “Moustaki es mi ternura”, decía esta última del cantautor. Escribió más de 300 canciones para personalidades como Yves Montand, Juliette Gréco, Dalida o Serge Reggiani, para quien compuso temas míticos como Ma liberté. Se reveló como intérprete con Le Métèque (1969), cantada primero por Pia Colombo, y que dio la vuelta al mundo.

“Era como todos los poetas, alguien diferente”, declaró en la radio Gréco la gran musa del París de Saint-Germain des Près. “Era un hombre elegante que tenía una dulzura infinita y luego el talento”, añadió emocionada. “La escritura de Moustaki era una suerte de referencia, de una simplicidad aparente, en realidad era una verdadera escritura en profundidad que nos es extremadamente preciada, como la libertad, la soledad”, reaccionó por su parte el cantautor Yves Duteil.

Conocido también por ser un hombre de izquierdas, desde su apoyo a la revuelta juvenil de Mayo del 68, en las últimas presidenciales de 2012 no dudó en apoyar públicamente a Philippe Poutou, el candidato del partido de extrema izquierda Nuevo Partido Anticapitalista. “Mi sensibilidad se acerca a los libertarios, a los huelguistas. No a una ideología ni a un movimiento. No tengo ni la vocación ni la misión de imponer mis ideas”, explicó en una tribuna de prensa.

Viajero incansable, enamorado de Brasil, cuyos ritmos introdujo también en la canción francesa, vivió en la isla parisiense de Saint Louis durante casi los últimos 40 años. Los últimos meses, ya muy enfermo, los pasó, sin embargo, en Niza, a orillas del Mediterráneo que tanto quería.







http://cultura.elpais.com/cultura/2013/05/23/actualidad/1369298545_533805.html
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Hathor3



Cantidad de envíos : 2450
Fecha de inscripción : 19/06/2010

MensajeTema: Re: El trovador que amaba a las mujeres   Sáb Mayo 25, 2013 12:26 am

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El trovador que amaba a las mujeres   Hoy a las 6:41 am

Volver arriba Ir abajo
 
El trovador que amaba a las mujeres
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» EL TABACO DISPARA UN 30% LA CARDIOPATÍA ISQUÉMICA EN MUJERES
» MUJERES ÍNDIGO
» 10 rasgos masculinos que enamoran a las mujeres by LyK_
» ¿Por qué los virgo aman a estas mujeres?
» Bolivia: "Vitaminas de Amor", esperanza para mujeres abusadas

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
egiptomaníacos2007 :: 

OFF TOPIC

 :: Off Topic
-
Cambiar a: